3 alternativas para no dar calostro contaminado al ternero

La alimentación de la cría recién nacida con calostro presenta la dificultad que puede transmitir una infección durante las primeras horas de vida, en el momento que el animal tiene más bajas las defensas. Conozca 3 formas para suministrar este importante alimento sin correr un riesgo biológico.

De acuerdo con el MVZ y PhD Manuel Campos, “la primera oportunidad que tienen los patógenos de infectar un nuevo huésped es al nacimiento”, por lo cual la higiene del sitio donde nacerán los teneros es un factor crítico para controlar la transmisión de agentes infecciosos del adulto.

Las crías se pueden enfermar si permanecen mucho tiempo en estas áreas que están contaminadas con materia fecal o la hora de consumir el calostro que reciben de la madre.

La recomendación general al suministrar este líquido es que debe contener menos de 100 mil UFC/ml, de las cuales menos de 10 mil/ml pueden ser coliformes. No obstante, como señaló el especialista, estudios en campo han demostrado que los niveles promedio de contaminación bacteriana son mucho más elevados a estas recomendación.

Por este motivo, detalló 3 alternativas para evitar infectar al ternero con calostro fresco, que describió como prácticas de manejo más progresivas para reducir la carga bacteriológica.

  1. Prevenir contaminación durante colección, almacenamiento y alimentación: Esto incluye seguir las Buenas Prácticas de Ordeño con lavado y desinfección de ubre, así como la limpieza de los implementos que se utilizan para recoger el calostro.
  1. Otra alternativa puede ser la pasteurización, usando una temperatura de 60°C durante 60 minutos para eliminar o reducir los patógenos como E. coli, Salmonella enteritidis, Mycoplasmabovis y Mycobacterium avium subespecie paratuberculosis (MAP), manteniendo la actividad biológica de inmunoglobulinas.
  1. Uso de calostros artificiales, elaborados por compañías que lo venden como un sustituto. No obstante, antes de adquirir alguno, debe cerciorarse de que contengan los nutrientes mínimos, pues en todo caso no se puede reemplazar el natural proveniente de la madre.

Este contiene los ingredientes y factores que proporcionan al recién nacido inmunidad, energía, nutrición, y señales metabólicas que promueven crecimiento y productividad a largo plazo. Si va a adquirir uno artificial, consulte a un médico veterinario.

Fuente: ContextoGanadero

Se el primero en comentar

Deja una respuesta