Afectado por la sequía y la pérdida de competitividad, el sector del maní pidió la eliminación de las retenciones

Los integrantes de la cadena del maní realizaron un fuerte pedido al Gobierno, en medio de la severa sequía por la que atraviesan y a la constante pérdida de competitividad. Se trata de una de las principales economías regionales, donde la Argentina es el principal abastecedor al mundo y generando ingresos por 1.000 millones de dólares por año.

Frente al panorama narrado y mediante un comunicado de prensa, la dirigencia de la Cámara Argentina del Maní (CAM) señaló que “la eliminación total de los derechos de exportación, a cada uno de los productores derivados de nuestra agroindustria, es más urgente que nunca”.

En el documento, se resaltó que el maní, que es un cultivo de verano, como consecuencia de los efectos de la ausencia de precipitaciones sufrirá una caída del 13% del área sembrada para la presente campaña, de acuerdo a las estimaciones que presentó la entidad. A todo esto, se advirtió que hay otros factores que complican a la actividad como la suba significativa de los costos de producción y los valores de los arrendamientos que duplicaron sus valores en los últimos tres años.

Y la principal preocupación del sector “está centrada en los mercados internacionales ya que, bajo las condiciones actuales, Argentina está perdiendo competitividad, más allá de la altísima calidad de sus productos, el servicio eficiente y la reputación de los exportadores”. Al respecto, desde la Cámara advirtieron que en aquellos mercados más sensibles al precio, en relación a los grandes compradores como son Rusia y Argelia, “el maní argentino está cediendo lugares relevantes, que está tomando Brasil”.

En ese contexto, la entidad sostuvo que la pérdida de liderazgo de la actividad se atribuye principalmente “al perjuicio de sostener los derechos de exportación que, si bien fueron parcialmente reducidos en 2021, siguen afectando las competencias del maní argentino, a causa de sus efectos distorsivos”.

Por último, en el comunicado se señaló: “Los maniseros argentinos nos encontramos seriamente preocupados debido a que pagamos un impuesto que no tributan nuestros competidores y pueda afectar, posteriormente, las cuotas de mercado de nuestro grano, conquistadas con tanto esfuerzo y trabajo a lo largo de los años. Es importante destacar que a otras economías regionales se les ha quitado el tributo. Pero el maní y algún otro cultivo regional continúan a la espera de esta quita”.

Anuncios

Tras los anuncios que realizó la semana pasada el ministro de Economía, Sergio Massa, para las economías regionales afectadas por las heladas tardías, desde muchos sectores productivos a los que apunta la medida se esperan mayores precisiones. Una de las medidas que se anunció fue la puesta en marcha de un dólar diferencial entre el 20 del presente mes y el 30 de diciembre, para aquellas producciones que ingresen al programa Precios Justos.

Algunas voces de esos sectores empresarios aún tienen dudas sobre su impacto, en medio del escenario complejo provocado por el clima y un largo proceso de ausencia de competitividad. Uno de los planteos escuchados es que en la ventana de comercialización que propone el ministerio de Economía muchos productos no estarán disponibles para comercializar, ya que se encuentran en proceso de siembra o cosecha.

“No tenemos precisión absoluta sobre cómo funcionará el tipo de cambio diferencial. Y sí se está trabajando en una propuesta para los próximos 10 a 15 días de tipo de cambio diferencial para las economías regionales. Una ventana de 40 días con una economía regional como la nuestra, no nos sirve. Es decir, no podemos tener un tipo de cambio por ventanas. Las economías regionales no cambian los mercados de un día para el otro. Tenemos que trabajar en medidas concretas para facilitarle al productor la comercialización y que también haya incentivos para la exportación”, dijo a este medio el ministro de la producción de Río Negro, Carlos Banacloy.

Fuentes oficiales también confirmaron que existe un contacto permanente con diferentes sectores y está en análisis todo lo anunciado por Massa para que la asistencia llegue de manera directa a los productores que se encuentran afectados por la situación climática adversa, como las heladas tardías. Precisaron que hay en estudio diferentes alternativas para compensar el atraso cambiario del tipo de cambio oficial. Un tipo de cambio diferencial no es la única de ellas, pero también está la posibilidad de mejorar los reembolsos de exportación o modificar las retenciones de aquellas producciones regionales que siguen tributando el impuesto.

Fuente: infobae – campo

EN VIVO:Streaming De Frente al Campo

Sobre el autor

Scroll al inicio