Blockchain se aplica con éxito en la industria de carnes en Argentina

Es la primera aplicación de esta tecnología registrada en el sector cárnico de Latinoamérica.

Recientemente, la seguridad alimentaria está cobrando mayor importancia tanto en los consumidores como para las autoridades con el fin de prevenir emergencias que impacten la salud de las personas a causa de virus y bacterias que se pueden transmitir en los alimentos. Por esta razón, la industria cárnica en Argentina confía sus procesos de control, prevención y procesamiento de alimentos con la ayuda del blockchain.

Tras la reciente alianza entre Koibanx, compañía desarrolladora de soluciones integrales en Blockchain y Carnes Validadas, compañía creadora de una herramienta tecnológica dedicada a la trazabilidad de productos cárnicos, unieron fuerzas para que a través del blockchain el proceso de producción de carne, desde su genealogía hasta llegar al consumidor, con el fin de mejorar la calidad de vida del consumidor así como de los alimentos que consume.

“La cadena de bloques es capaz de registrar el paso a paso del procesamiento de alimentos, el objetivo de la misma es proveer al consumidor de carne el historial de procesamiento del producto para confirmar que ha adquirido un alimento de buena calidad. Gracias a la seguridad y fiabilidad del registro de datos que facilita el blockchain es posible compartir esta información”, así lo asegura Leo Elduayen, cofundador y COO de Koibanx.

Otra ventaja de esta tecnología será que los productores ganaderos podrán relacionarse con sus consumidores para informar que tan inocuos y éticamente producidos son los alimentos que llegan a los supermercados. También le permite al consumidor resolver sus inquietudes sobre el origen y tratamiento de la carne que consume, pues gracias a la trazabilidad del Blockchain puede detectar cualquier problema de la cadena de producción y solucionarlo. (Blog: Inteligencia artificial para reducir el uso de medicamentos en ganadería)

En cuanto a la genética del animal, esta tecnología brinda una trazabilidad específica de las reses y terneros identificados electrónicamente para levantar datos sobre su desarrollo. Así mismo, entrega un registro en tiempo real sobre los movimientos de la res, el cual incluye la vacunación del animal, pesaje, hora y lugar de alimentación, comercialización y/o transporte. Esta operación crea un historial completo y correcto de la actividad de la cabeza de ganado.

“Decidimos crear una solución integral que transforma procesos productivos, transaccionales y documentales con la ayuda de esta tecnología, dada la necesidad que tiene la industria cárnica en América Latina, que representa algo más de USD 118 mil millones en ingresos, para mejorar la trazabilidad de sus productos. Desde nuestra experiencia, países como Argentina, Brasil, Bolivia, Colombia, Ecuador, Paraguay y Uruguay tienen un alto potencial de aplicar blockchain en su industria cárnica”, agrega Diego Heinrich, cofundador de Carnes Validadas.

En Colombia, de acuerdo con el Consejo Nacional de la cadena Cárnica Bovina, el sector ganadero en Colombia contribuye con el 1,3 % del producto interno bruto (PIB) nacional y equivale a dos veces el sector avícola. Además, el Gobierno actual le apuesta a que el consumo de carne de res sea ciento por ciento seguro, mientras fomenta la apertura de este producto a mercados internacionales y trabaja en superar el rezago tecnológico, con énfasis en pequeños y medianos ganaderos, a través del programa municipios ganaderos sostenibles, propuesto en el Plan Ganadería Colombiana 2018 – 2022, realizado por el Ministerio de Agricultura y el ICA. (Lea: El valor de los datos para la agricultura del futuro)

Gracias a la aplicación del Blockchain en esta industria, será posible que las empresas productoras de carne brinden un valor agregado a su cadena de producción, al mismo tiempo les proveerá a los consumidores total transparencia sobre el origen y tratamiento de los productos que están recibiendo.

Se espera que esta innovadora iniciativa sea aplicada en la cadena de producción avícola y porcina con el fin de fortalecer la industria de alimentos en Colombia. En una segunda etapa, el objetivo será tokenizar (vincular a pagos digitales) las cabezas de ganado para realizar leasings o financiación para la compra de animales, identificados electrónicamente con la ayuda de esta tecnología.

Fuente: contextoganadero

Se el primero en comentar

Deja una respuesta