Carne: con exportaciones cerradas aumentó el precio y cayó la producción

EN VIVO:De Frente al Campo

En mayo, el precio de la carne al público aumentó 6,1% con respecto a abril y la producción cayó 10%, señalaron desde la Cámara de la Industria y el Comercio de Carnes (Ciccra). «El cierre de las exportaciones de carne vacuna implementado por el gobierno nacional no ha tenido los resultados esperados por las autoridades, pese a las advertencias que hicimos los sectores de la producción y de la industria, respecto de que la medida lejos de disminuir el precio de la carne en los mostradores, lo aumentaría».

Según la entidad, los daños inmediatos de la medida fueron: pérdida de horas trabajadas, básicamente por la industria exportadora, donde la mayoría de los establecimientos anticiparon vacaciones, suspendieron con garantía horaria y terminaron los contratos con el personal contratado.

En el quinto mes del año se faenaron 964,3 mil cabezas de hacienda vacuna, casi un 10% menos respecto al mes anterior, corrigiendo por el número de días laborables. En relación a mayo de 2020, la faena cayó 15,8%. 

En cuanto a la producción, en mayo de 2021 se generaron 217 mil toneladas res con hueso (tn r/c/h), es decir 9,7% menos que en abril pasado y 17,4% menos que en mayo de 2020, corrigiendo por el número de días laborables.

Si se consideran que las exportaciones habrían descendido a 45,2 mil tn r/c/h, la absorción del mercado doméstico habría sido equivalente a 172,0 mil tn r/c/h. Esto implica que el consumo aparente por habitante habría sido de 45,0 kg/año, casi igualando el registro de un año atrás.

Se estima que por la suspensión de las exportaciones de carne extra-cuota a partir del 20 de mayo, los envíos de de mayo cayeron 35%. En abril último, las exportaciones antes de la restricción oficial había dejado ingresos por US$ 203,7 millones, con un precio promedio de 2.931 dólares la tonelada. En mayo último, con el recorte de las ventas al exterior a 45.200 toneladas, se habría vendido por apenas US$ 132,4 millones.

Miguel Schiariti, presidente de Ciccra, dijo que estimaron esos números a partir de encuestas realizadas a los exportadores, para conocer lo antes posible el impacto de la medida que restringió las ventas externas. «Es un 65% de lo que los frigoríficos tenían producido para exportar y con la declaración jurada aprobada», se quejó el titular de Ciccra.

Así, se estima una pérdida de ingresos por US$ 71,3 millones. Según Schiariti, los exportadores están esperando una definición sobre el futuro de los negocios con mercadería ya lista para vender. Sostuvo que los cortes están envasados, preparados y con el ticket correspondiente. «Hay mucha incertidumbre. Cuando se vuelva a exportar, a China que es el principal comprador, te van a querer sacar 300 dólares en el valor de la tonelada», se quejó.

Fuente: www.perfil.com