Casos de intoxicación bovina pastoreando Sorgo de Alepo en el departamento Toay

En las condiciones de sequía prolongada primavero-estival que se está registrando en toda la región, y en particular en la franja central de la provincia de La Pampa (Departamentos Toay, Capital, Conhelo, Atreuco y Catriló), se han presentado casos de intoxicación y consiguiente mortandad de bovinos que están pastoreando en potreros con presencia de sorgo de Alepo (Sorghum halepense). Este problema también puede llegar manifestarse, ante esta misma situación de extrema sequía, en otras especies forrajeras de verano (sorgo y maíz) e incluso de invierno (trigo, cebada, avena).

AgroBoletin
Expo Ternero 2020
Publicidad Radio DFC
Ganado comiendo pasturas
Foto de inta.gob.ar

La intoxicación de animal surge por el consumo de un forraje con elevado contenido de nitratos (NO3). Vale aclarar que el nitrógeno (N) en la naturaleza se encuentra bajo muchas formas, ya sea solo o acompañado con otros elementos químicos, y justamente como NO3 y otra que se denomina amonio es como los vegetales lo absorben a través de sus raíces desde el suelo. Los NO3, en la medida que son absorbidos por las raíces, una vez dentro de la planta se van transformando para cumplir distintas funciones, como por ejemplo constituyentes del ADN, proteínas, clorofila, etc. Ahora bien, esto ante condiciones ambientales en las cuales la planta mantiene un crecimiento mínimo. Pero ante una situación de extrema sequía, como la actual, los vegetales igualmente sostienen una mínima a absorción de NO3con la diferencia de que prácticamente no están creciendo, por lo cual los NO3 comienzan a acumularse tal cual, principalmente en la base de los tallos. 

Ganaderos de General Acha

Las dietas de los bovinos en base a forrajes verdes y frescos siempre contienen determinados niveles de NO3, pero por debajo del nivel tóxico. Estos son una fuente importante de N para los rumiantes, los cuales a través de los microorganismos que habitan en el rumen, los transforman en proteína verdadera la cual sí estos pueden aprovechar. En la tabla 1 se pueden observar los niveles de NO3 que alcanza una planta de maíz bajo estrés hídrico. Como referencia, Maresca (2014) indica que niveles por encima de 200 ppm de ser considerados potencialmente tóxicos. Las lluvias en forma suficiente permiten el reanuadamiento de crecimiento normal de la planta, por lo cual disminuiría la concentración de los NO3, pero considerar que esto puede demorar unos días.

Tabla 1: Niveles de concentración de nitratos NO3 en una de maíz bajo estrés hídrico.

Partes de la planta NO3 (ppm)
Hojas 284
Espiga 75
Tallo 1/3 superior 678
Tallo 2/3 medio 3.557
Tallo 1/3 inferior 24.471
Planta entera 4.333
Laboratorio Santa Rosa

Fuente: Maresca, 2014

En condiciones normales el NO3, en el rumen a través de la actividad microbiana, es transformado a nitrito (NO2), amoníaco y finalmente en proteínas microbianas las que serán aprovechadas por el animal. Sin embargo, una elevada concentración NO3 conducirá a una elevada concentración de NO2, quien es el verdadero responsable de la intoxicación. Los NO2 actúan a nivel de la sangre, reaccionando con la hemoglobina en los glóbulos rojos, impidiendo el transporte de oxígeno provocando un cuadro de asfixia. La muerte puede ser repentina pero previamente se puede presentar un cuadro de somnolencia y debilidad, seguido por temblores musculares, aumento de la frecuencia cardíaca, respiratoria, pérdida del equilibrio, y postración. La sangre adquiere una coloración marrón-chocolate. El movimiento y stress forzados puede acelerar la muerte del animal (Maresca, 2014).  

Gente de La Pampa

Tratamiento sobre animales afectados 

Los animales con signos de intoxicación deben ser manejados con cuidado para evitar el estrés o la excitación que agravará el cuadro. Se deben retirar del forraje sospechoso de contener elevados niveles de NO3, y aplicar de 1 a 2 mg/kg de peso vivo de azul de metileno en una solución al 1% por vía intravenosa lenta, o solución de hiposulfito de sodio por vía intravenosa lenta, siempre previa consulta con su médico veterinario.  

Determinación de la concentración de NO3 en el forraje 

La reacción de difenilamina, de tipo cualitativa, permite conocer los valores de nitrato en planta sospechosas cuando estos alcanzan un nivel mínimo de 2%, equivalente a 20.000 ppm. La técnica consiste en colocar dos gotas del reactivo sobre la superficie del tallo u hojas sospechosas previamente cortadas. El cambio de color a azul intenso señala un nivel de nitrato superior al 2% (foto 1).

Foto 1: Reacción de difenilamina en la superficie del tallo inferior de maíz.

Fuente: Maresca, 2014. 

Las muestras de alimento deben ser tomadas al azar de varios lugares que representen todos los niveles de estrés de la planta. Las mismas deben ser colocadas en una bolsa plástica y remitirse al laboratorio en la brevedad, en caso de prolongarse el tiempo de llegada de la muestra puede enviarse refrigerada.

 El caso en el Departamento Toay

 La hacienda accedió a un potrero con sorgo de Alepo de escaso desarrollo por la sequía,  casi como única oferta de forraje (Fotos 2 y 3). Sobre este material se tomaron las muestras para analizar laboratorio de Sanidad Animal de la EEA INTA Anguil donde se realizaron las pruebas de para la concentración de nitratos (fenialanina) y de cianhídrico. Solo se detectó presencia de nitratos.

Las hojas mostraron reacción positiva a la prueba de fenilalanina (Fotos 4 y 5). En el caso de los tallos, solamente los más finos cambiaron de coloración frente al indicador (tallo inferior en Foto 5 y tallo de la izquierda en la Foto 6). 

Medidas preventivas (Rodriguez, 2018) 

  • Ante una duda, como primera medida preventiva se aconseja el muestreo de forraje para su análisis en el laboratorio.
  • Si no es posible realizar el análisis de laboratorio, iniciar el pastoreo con animales de control, de bajo valor, y observar su comportamiento durante las primeras 6 horas.
  • Evitar el ingreso de animales con hambre. La intoxicación se produce más por la velocidad de consumo que por la cantidad de NO3en la planta.
  • Pastorear en la tarde, ya que en ese momento del día la concentración de NO3 es menor.
  • Inicialmente realizar pastoreos durante 1 o 2 horas los primeros días para ir aumentando las horas durante los primeros 6 u 8 días, para que se produzca un acostumbramiento del rumen.
  • Evitar durante los primeros días del uso del forraje el sobrepastoreo, y por lo tanto el consumo del tallo (área de mayor concentración del tóxico), iniciar con una baja carga de animales.
  • Combinar el consumo del sorgo con otros forrajes para lograr un efecto de llenado, dilución y adaptación al tóxico. Una suplementación con granos mejora la situación a nivel de rumen, favoreciendo la actividad de los microorganismos en la utilización de los NO3.
  • Solo la confección de ensilaje reduce el concentración de NO3, el oreo y henificado no lo modifica.
  • Realizar recorridas continuas durante los primeros días de iniciado el consumo.
  • Animales con signos de intoxicación deben ser manejados cuidadosamente para evitar la excitación que agravará el cuadro.
  • Ante cualquier duda consultar al veterinario. Los cuadros de intoxicación con nitratos son posibles de revertir con un tratamiento acorde. 

Mas información:

AER INTA Anguil – Tel. (02954) 495057 – Interno 401 al 404 

Grupo Sanidad Animal EEA Anguil – Internos 419 y 420

Vicar Ganadera
Nestor Hugo Fuentes
Osvaldo Botta
Aimar Campos
Asociación Rural de General Acha
Ganadero de General Acha
Cabaña Los Abuelos

Be the first to comment

Leave a Reply