EE.UU. audita el sistema argentino de producción y exportación de carne bovina

Una delegación del Servicio de Inspección de Seguridad Alimentaria del Departamento de Agricultura de Estados Unidos (FSIS/USDA) auditó, del 25 de febrero al 15 de marzo, plantas de faena animal y de procesamiento de carne bovina en Argentina, que están habilitadas para exportar al país nortemericano. 

La comitiva auditó unidades en la provincias de Buenos Aires, La Pampa y Santa Fe, el laboratorio central del Senasa, en Martínez, y otro privado. 

Según el presidente del Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa), Ricardo Negri, los inspectores manifestaron su satisfacción con las operaciones de las plantas. “No obstante, siempre hay detalles para mejorar pero estamos muy satisfechos con los resultados”, dijo.  

Además de Negri, en el encuentro estuvieron presentes el director nacional de Inocuidad y Calidad Agroalimentaria del Senasa, Jorge Dal Bianc, y el director de Inocuidad y Calidad de Productos de Origen Animal, Gustavo Soto Kruse, junto con un equipo de profesionales y los auditores de EE.UU., Nader Memarian, Joël Bachert y Lorenza Rozier. 

Francisco Vinelli, quien acompañó a los inspectores en su recorrida, señaló que “los inspectores pudieron observar todo lo necesario para poder llevarse un diagnóstico completo de los procesos de producción y de las garantías de inocuidad sobre los cortes y recortes de carnes bovinas”.

En tanto, el director General del Laboratorio del Senasa, Carlos Zenobi, contó que durante la visita de los auditores “hicimos una presentación de las acciones del laboratorio en lo que hace a los análisis de residuos químicos y microbiología de alimentos, que era específicamente lo que vinieron a verificar”. 

El agregó que respondieron a todas las consultas y mostraron el funcionamiento de cada área, por lo que, enfatizó, los comentarios fueron muy favorables. 

Por su parte, el coordinador de Inocuidad y Calidad Agroalimentaria del Centro Regional Pampeano, Alfredo Isequilla, destacó que “el Senasa juega un rol fundamental controlando que se cumplan las exigencias sanitarias y de inocuidad del mercado internacional que permiten proteger a los consumidores”. 

Cabe recordar que, en noviembre del 2018, el FSIS/USDA comunicó al Senasa la restitución del sistema de equivalencias entre ambos organismos, lo que completó la apertura del mercado iniciada el 2 de julio de 2015. 

En esa fecha, Estados Unidos autorizó la importación de carnes bovinas frescas desde Argentina, tras el cierre en 2001 por la presencia de fiebre aftosa, enfermedad de la cual el país suramericano está reconocido como libre desde 2007.

Una delegación técnica de EE.UU. auditó plantas de faena animal en la Argentina.

Fuente: carnetec