“Las retenciones son una medida inconstitucional”

Juan Pedro Merbilhaa – Asesor Impositivo CARBAP

El proyecto de Presupuesto Nacional 2019, que ya cuenta con media sanción, incluye la restauración de los derechos de exportación, en donde la soja tributará un 30% y el resto de los cultivos entre un 10 y 12%.

Esta situación generó un profundo malestar en la cadena agroindustrial argentina, que acompañó con su voto a Cambiemos en 2015 y 2017. Una de las primeras medidas del presidente Mauricio Macri, al momento de asumir en la Casa Rosada, fue eliminar las retenciones en trigo, maíz y girasol y disminuir de manera gradual las retenciones los derechos de exportación en soja.

En 2018 el macrismo tuvo que retroceder sobre sus pasos y reinstaurar estos impuestos, en medio de una fuerte crisis económica. La dirigencia agropecuaria sigue con atención este tema, como el caso de Juan Pedro Merbilhaa, ex presidente de la Confederación de Asociaciones Rurales de Buenos Aires y La Pampa (CARBAP).

Consultado por la vuelta de los derechos de exportación al sector agropecuario, el asesor jurídico de CARBAP fue contundente: “A los abogados del Estado les he perdido todo respeto intelectual, porque hacen lo que el poder político les pide y no lo que debe hacerse según el Derecho”, señaló, entrevistado en el programa Mercadovisión, que se emite por la pantalla de Canal Rural.

En este sentido, agregó que “los derechos de exportación son impuestos indirectos que terminamos pagando los productores, es una medida inconstitucional”. Merbilhaa se mostró crítico en relación al retroceso que significó para el macrismo la vuelta a los derechos de exportación. “Cuando hay crisis económica se pierden las reglas de juego, me provocó una gran desilusión”, señaló.

Al momento de redactar estas líneas, existe una gran incertidumbre con respecto al presupuesto bonaerense para el próximo año. Distintos trascendidos indican que habría un incremento en el Impuesto Inmobiliario Rural y con el recuerdo fresco del Presupuesto 2018 los ruralistas están en alerta. “No conozco nada del Presupuesto de Buenos Aires, hay una gran molestia, no un factor de rabia o de reacción virulenta”, sostuvo.

Desde su perspectiva, estimó que el oficialismo “se ha cerrado en la provincia, no han cambiado las cosas de fondo. Me preocupa profundamente el deterioro, la decadencia y el despiste de la legalidad del Estado”.

El ex titular de CARBAP sostiene que más allá de los discursos, no se ha registrado un cambio profundo en la matriz del estado bonaerense. “En la provincia no se reestructuró el Estado y el peor nivel son los municipios, que se han tomado potestades que no tienen”, concluyó.

Fuente: Del Sector

Se el primero en comentar

Deja una respuesta