Los frigoríficos y el consumo de carne: “No debe preocuparnos un leve retroceso”

Desde la Federación de Industrias Frigoríficas Regionales Argentinas se refirieron al reemplazo de la carne vacuna por otras proteínas; la mirada sobre el nivel de la actividad

La Federación de Industrias Frigoríficas Regionales Argentinas (Fifra) presentó un informe sobre el nivel de la actividad de la industria. Al mismo tiempo, se refirió al consumo de carne vacuna.

La carne fue uno de los rubros con mayor impacto en el índice de inflación; sin embargo, en el último periodo esa tendencia cambió. “Si bien el consumo de carne vacuna puede haberse retraído un par de kilogramos esto fue reemplazado por el consumo de carne de pollos o cerdos y, por lo tanto, no se vio afectado el consumo de proteína animal de la población”, señalaron desde Fifra.

Al mismo tiempo, el presidente de la federación, Daniel Urcía, sostuvo: “Insistimos desde este espacio, no debe preocuparnos un leve retroceso en el consumo de carne vacuna, que no obedece solo a la situación económica y a la pérdida de poder adquisitivo del salario, sino también a los nuevos hábitos de alimentación”.

En este sentido, explicó que un sector de la sociedad prefiere la diversidad en el consumo de carnes sin entrar a considerar tendencias como veganismo y vegetarianismo. “Esa baja en el consumo consecuencia de las nuevas tendencias alimenticias son suplidas por el crecimiento vegetativo de la población, lo que garantizaría la sustentabilidad del sistema productivo, industria y la matriz de consumo”, explicaron.

Nivel de actividad

La industria frigorífica advirtió una fuerte suba de costos. En este sentido, señalaron que ven un aumento en los precios de la materia prima (hacienda), salarios y energía.

Por este motivo, desde Fifra sostuvieron que es necesario mantener el nivel de actividad en los frigoríficos para que las empresas sean sustentables, se garantice el empleo y la producción de carnes.  “Con los datos de faena de marzo en valores similares al mismo mes del año anterior y con la participación que en esta están teniendo el consumo y la exportación nos alienta a seguir pensando que se puede sostener en 2022 el mismo nivel de actividad sin que una afecte a la otra”, destacó Urcía.

Al mismo tiempo, destacaron que los datos de stock seguramente ratificarán la presunción de que no habrá variación. Desde Fifra señalaron que incluso podría haber alguna pequeña recomposición que no sería representativa, pero que indica que no estamos en presencia de un ciclo de liquidación. 

“Es necesario mantener un nivel de actividad similar al año 2021 para poder sostener a la industria en condiciones de equilibrio. Si hubiera una caída de la actividad en un marco de incremento de los costos (energía, transporte y salariales, entre otros) se podría entrar en una situación de desequilibrio y quebranto”, concluyó Urcía.

Fuente: news.agrofy.com.ar

EN VIVO:Streaming De Frente al Campo

Ir arriba
X