Se eliminó la impresión del formulario en los romaneos de la industria frigorífica

Abaratamiento de costos y desburocratización de trámites. La medida contempla a la industria cárnica bovina, porcina, equina, ovina y caprina.

El Ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca, a través de la Dirección Nacional de Control Comercial Agropecuario (DNCCA), anunció la eliminación de la obligatoriedad de la impresión de los romaneos en la industria frigorífica. Se dejarán de exigir como requisitos el formulario en formato papel, los costos de imprenta y el número previo de impresión.

Estos avances –vinculados a la dinámica de trabajo y desburocratización de trámites– se realizan en la plataforma Sistema Integral de Faena (SIF) diseñada y desarrollada por el área informática del Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa).

«Esta mejora del sistema simplifica las operaciones de los mataderos, ya que permite integrar los datos del orden de la faena a las actividades del controlador fiscal y, posteriormente, al balance del día informado con el romaneo», expresó Jorge Dal Bianco, director nacional de Inocuidad y Calidad Agroalimentaria del Senasa.

Dal Bianco agregó que «evitar duplicidades o cargas diferidas contribuye a bajar los potenciales errores y mejorar la calidad de los datos, lo que impacta positivamente en el seguimiento de la actividad con la mirada puesta en la transparencia y el buen desempeño de los actores».

La información se llevará en formato online mediante el SIF que permitirá realizar el mismo extracto y controles en forma digitalizada. Este beneficio aplicará a las plantas que trabajen con las especies bovina, porcina, equina, ovina y caprina.

Los frigoríficos podrán utilizar una nueva herramienta de importación de romaneo, que permitirá en un solo paso cumplimentar la actual carga del resumen de romaneo de cada tropa, mediante un archivo consolidado con toda la información que podrá generarse desde los sistemas propios del frigorífico.

De tal forma, habrá una importante reducción de tiempo de carga, mayor agilidad administrativa y consecuentemente menores costos. A su vez, la modalidad agiliza y simplifica trámites, y reduce errores y omisiones de la carga manual.

En el mismo sentido, se incorporará a partir de septiembre la lista de matanza al Sistema SIF, que admitirá tanto la carga manual como automática vía importación de datos de los sistemas propios del frigorífico. Y en este último caso, simplificará la tarea de autorización de tropas que actualmente se realiza en forma manual.

Además, la lista permitirá correlacionar la información que aportan los establecimientos en forma de Declaración Jurada, con el Sistema de Control Electrónico de Faena (CEF) instalado en la planta, con miras a eliminar la carga del romaneo en un futuro cercano.

Fuente: argentina.gob.ar

Se el primero en comentar

Deja una respuesta