Vicentin: El Central suspendió a la cerealera y le reclama US$140 millones

No podrá operar en el mercado de cambios ni realizar pagos al exterior hasta que salde esa deuda por liquidación de divisas.

Por el reclamo de una millonaria liquidación de divisas que no habría realizado la empresa, el Banco Central de la República Argentina (BCRA) decidió suspender a la cerealera Vicentin para operar en el mercado de cambios y realizar pagos al exterior.

Así lo señalaron fuentes de la entidad, que precisaron que la firma debe liquidar unos US$140 millones. “Debía liquidaciones por 450 millones (de dólares) y fue liquidando. Le queda todavía cerca de 140 millones”, señaló una fuente del organismo. En el BCRA apuntaron que la sanción se activó cuando en esta cifra dejó de liquidar. Se trata de operaciones realizadas antes del actual concurso en el que está la firma porque después no exportó más como tal.Ads by

Según detallaron, en octubre de 2020 se inició una inspección correspondiente a 415 exportaciones por cerca de US$500 millones. “En marzo pasado terminó el proceso de verificación sobre esas exportaciones y se determinó que mantenían pendiente de liquidación cerca de US$140 millones en operaciones vencidas desde octubre de 2019″, agregaron.

“Nos dirigimos a Uds. para comunicarles que en el marco del Decreto N° 609/19 modificado parcialmente por el Decreto 91/19, de la Ley 19.359 (t.o. 1995) y de la Comunicación “A” 6770 y “A” 6844 modificatorias y complementarias, mediante Resolución N° 25/21 de la Gerencia Principal de Control, se ha dispuesto que, sin la previa autorización de este Banco, no deberán dar curso a operaciones de cambio correspondientes a egresos por el mercado de cambios, en su caso, a su anulación, a nombre o por cuenta de: Vicentin S.A.I.C., C.U.I.T. Nº 30-50095962-9″, dice una comunicación del BCRA a entidades financieras y operadores de cambio.

Según precisaron desde el banco a este medio, la cerealera “sólo podrá acceder para liquidar las exportaciones pendientes para regularizar su situación”.

Al respecto, la comunicación oficial señala: “En atención a la suspensión adoptada las entidades financieras cuentan con una autorización especial para realizar operaciones de compras de moneda extranjera o ingresos al mercado de cambios, que permitan al exportador efectuar ingresos de divisas al mercado de cambios”.

La cerelera está en concurso de acreedores. Tiene una deuda concursal por $122.375,4 millones. En su último balance, cerrado al 31 de octubre de 2020, redujo su fuerte pérdida de 2019, pero igual sigue en terreno negativo.

Según el último balance, la pérdida de la compañía en 2020 fue de $15.194.153.602, por debajo de los $72.100.201.211 del ejercicio anterior, ajustados con la inflación.

Exportación

Además de cerrarle la puerta a la empresa para operar en el mercado de cambios, el BCRA “instruyó a la AFIP-DGA a no cursar nuevos embarques de mercaderías con destino de exportación hasta que la empresa de cumplimiento con las obligaciones pendientes”.

Sobre este último punto, vale recordar que la firma tiene alquiladas sus plantas a otros operadores que trabajan allí, por lo cual no opera directamente en la exportación. Por ello, el reclamo es anterior al concurso.

La empresa viene recuperando capacidad operativa y mejorando sus resultados económicos. Al respecto, en marzo pasado la firma informó a los acreedores que tuvo un ingreso total relacionado con contratos a fasón, elevación y almacenaje por US$8.300.000, mientras que los egresos, incluyendo gastos de molienda de soja y girasol, puerto, gastos de estructura, sueldos y cargas sociales fueron de US$6.700.000. Así le quedó un saldo a favor de US$1.600.000.

Desde el BCRA apuntaron que se notificará al juez concursal, Fabián Lorenzini, “la totalidad de las operaciones de exportación sin liquidar a fin de que se verifique si fueron efectivamente percibidas por la firma”.

“Pedimos al juez que chequee si esas operaciones que no se liquidaron qué pasó. Pueden haberlo ingresado en forma ilegal, por ejemplo CCL, o pueden haber desviado los fondos a otra empresa”, indicó la fuente.

El año pasado, el BCRA ya había suspendido a Díaz & Forti, una cerelera que operaba en Vicentin, reclamando más de US$450 millones por liquidaciones no realizadas.

FUENTE: LA NACIÓN por Fernando Bertello

José María García Casarrota

Producto periodistico multimedial con exclusividad AGROPECUARIA. RADIO-TELEVISIÓN-GRÁFICA-ORGANIZACIÓN de EVENTOS-REDES SOCIALES-

José María García Casarrota tiene 787 publicaciones y sigue aumentando. See all posts by José María García Casarrota

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *