La Pampa es la provincia con mayor porcentaje de Pymes adheridas a la Ley

El Subsecretario de Pymes de la Nación Damián Testori, sostuvo que “La Pampa es la provincia con mayor porcentaje de Pymes adheridas a la Ley.


Notice: Undefined index: full in /home/dfc/public_html/wp-includes/media.php on line 215

Notice: Undefined index: full in /home/dfc/public_html/wp-includes/media.php on line 216

Notice: Undefined index: full in /home/dfc/public_html/wp-includes/media.php on line 217

Notice: Undefined index: full in /home/dfc/public_html/wp-includes/media.php on line 218
Damián Testori y Melina Barba

Tiene más del 60 por ciento de las Pymes Registradas con un universo de 5.500 empresas sobre un total de 8 mil, pero es importante destacar que hay 500 que no tienen su certificado vigente, es decir, que en su momento lo obtuvieron pero, por alguna causa no lo han renovado, porque éste certificado debe ser renovado ejercicio por ejercicio. Así y todo, es la provincia con mayor porcentaje de adhesión, lo que es muy bueno para la Provincia”.

El funcionario, en una entrevista exclusiva con La Reforma, explicó que “las provincias pueden no adherir a la Ley, y en términos de beneficios a las Pymes no cambia nada, porque las empresas tienen sus beneficios independientemente de que la Provincia adhiera o no a la Ley. La Provincia puede no adherir, y en paralelo no aumentar los impuestos, con lo cual sería indistinta la adhesión, pero insisto, si soy una Pyme y mi provincia no adhiere, puedo pensar que me van a aumentar los impuestos, por eso no lo hacen”.

-¿Por que considera usted que La Pampa, siendo una provincia tan pequeña, tenga un porcentaje tan alto de adhesión?

-A lo largo de todo el país hemos hecho muchas acciones y mucho esfuerzo para acercarle la Ley a las empresas, se ha trabajado con todas las Provincias y La Pampa no ha sido la excepción. Fuimos allí en varias oportunidades y, en combinación con el área de Producción local se ha hecho un buen trabajo de difusión.

Por otro lado, ha tenido muy buen impacto la Ley Pymes en lo que es el sector del agro, porque los principales beneficiarios de ésta Ley son el sector Agro y el sector industria, y La Pampa tiene una relevancia muy importante en cuanto al agro.

-La Pampa no adhirió con su legislación a la Ley Pyme. ¿Han conversado sobre el tema con las autoridades pampeanas?

-Es cierto que La Pampa no adhirió. La Ley Pymes, en un artículo particular, invita a adherir a las provincias y a dar una estabilidad fiscal a las Pymes hasta fines de 2018, lo que es muy importante porque ésta ley otorga fundamentalmente beneficios impositivos, con una reducción importante, y por eso invitamos a las provincias a adherir para que no compensen con aumentos de impuestos provinciales la baja de impuestos nacionales.

Que La Pampa no adhiera, desde mi óptica es una mala señal, porque los pequeños y medianos empresarios pueden entender que se está pensando en un aumento de los impuestos, por eso nos parece importante que las provincias adhieran, principalmente para mantener la estabilidad fiscal y para dar un mensaje de tranquilidad en materia impositiva de aquí a fines del año que viene.

Otras provincias adhieren a la Ley Pymes y en la adhesión dan beneficios adicionales, por eso entiendo que no puede haber controversias por adherir a la Ley, sino que ésta se puede presentar en caso de no hacerlo.

-¿Entonces que la Provincia adhiera o no a la Ley Pymes es sólo un mensaje, pero no genera diferencias en sí para las Pymes?

-La Provincia puede no adherir, y en términos de beneficios a las Pymes no cambia nada, porque las empresas tienen sus beneficios independientemente de que la Provincia adhiera o no a la Ley. La Provincia puede no adherir, y en paralelo no aumentar los impuestos, con lo cual sería indistinta la adhesión, pero insisto, si soy una Pyme y mi provincia no adhiere, puedo pensar que me van a aumentar los impuestos, por eso no lo hacen.

-En La Pampa muchas hay problemas por las inundaciones. ¿Cuál es la situación general de las Pymes en el resto del país?

-Cuando empezamos la gestión y tomábamos contacto con las Pymes, veíamos una fuerte caída en la demanda, preocupación por un potencial aumento de las importaciones y una coyuntura con mucha incertidumbre, sobre todo en lo que es la generación de empleo y lo demás. Dos años después, podemos decir que las Pymes están para crecer, con la intensión de generar empleo y encuentran en el Estado dificultades burocráticas para acceder a beneficios, habilitaciones, etcétera.

En ese marco, el Gobierno ha trazado una gran agenda para eliminar la burocracia, para trabajar en herramientas de financiamiento y para mejorar la competitividad, porque entendemos que el Estado debe tener un rol facilitador para que las Pymes puedan crecer y generar empleo.

Creo que las Pymes hoy están mucho mejor que el año pasado, con una economía creciendo y nosotros haciendo los deberes para que ésto que está comenzando a suceder se produzca con naturaleza y no seamos un escollo para el crecimiento de las Pymes.

Es cierto que La Pampa está pasando por un momento complicado, pero quiero contarte que el tema está en la agenda dentro de varios ministerios. Primero estamos viendo que se puede hacer en lo urgente, porque es real que en las regiones que dependen del agro, cuando al agro no le va bien, toda la cadena sufre y la economía se empieza a estancar. Estamos trabajando con el sector privado, con las principales cámaras que representan a los diferentes sectores para adoptar acciones que vengan a contener la situación, mientras que en paralelo se avanza con las soluciones de fondo que nos las obras de infraestructura, tanto en lo hídrico, como en lo vial.

-Igualmente estará al tanto que en La Pampa se le cuestiona al gobierno nacional la demora de la realización de obras hídricas y hasta la reparación de las rutas nacionales…

-Si, pero hay que entender que la Argentina tiene un déficits de infraestructura que no es nuevo, que tiene muchísimos años en materia de infraestructura en cuestiones hídricas, de aeropuertos, de rutas, puertos, ferrocarriles. El déficits es muy grande desde hace muchos años, y cuando ésto ocurre y hay que hacer frente a todo a la vez, se hace muy difícil cumplir con todos de manera inmediata, porque también tenemos un contexto donde, además, tenemos que ordenar lo números.

Queremos mejorar la competitividad, necesitamos un país más ordenado, un país formal, pero no tenemos que descuidar las finanzas porque tenemos que tender a la reducción del déficits. Así todo, la Argentina tiene hoy el plan de infraestructura más ambicioso en muchísimos años y estamos tratando de cubrir, en paralelo, un montos de necesidades en todo el territorio nacional. Es probable que en eso de cubrir todas las necesidades, algunas se vean demoradas.

-Hace algunos días Mauricio Macri anunció que el gobierno impulsará reformas en el sistema impositivo y también en las leyes laborales. ¿Cómo afectarán éstas propuestas a las Pymes?

-A esas iniciativas le sumaría la reforma del Estado, que generaría un instrumento dinámico para todo el sector productivo. La Argentina viene de un contexto de competitividad realmente muy malo, estaba en los últimos lugares y las Pymes eran las que más lo sufrían, por eso iniciamos el camino para mejorar la competitividad, con una ley que se convirtió en una importante herramienta en octubre del año pasado. Esa Ley le hizo ahorrar a las Pymes casi 15 mil millones de pesos en beneficios, llegando casi a 100 mil pymes beneficiadas en éste sentido. Por ejemplo, en La Pampa unas 230 Pymes se han ahorrado más de 28 millones de pesos por haber realizado inversiones productivas, lo que genera beneficios contra Ganancias.

Obviamente ésto no alcanza, por lo tanto el resto de las reformas vienen a seguir profundizando el desafío de mejorar la competitividad, porque nuestro gran desafío es la reducción de la pobreza, y para lograrlo hay que generar empleo, porque de las 20 millones de personas que pueden trabajar en la Argentina, sólo seis tiene un empleo forman en el sector privado, cuatro tienen un empleo formal en el sector público, unas cinco millones de personas tienen un empleo informal en el resto se divide entre empleo precario y 1,5 millones de desempleados. El desafío es muy grande, en lo que va de la gestión se han creado más de 200 mil empleos, pero eso claramente no alcanza a cubrir las necesidades, por eso hay que formalizar y generar.

Para que todo ésto suceda la Economía debe crecer y para que esto suceda debe crecer el sector productivo. Todas las reformas apuntan a permitir que la Economía crezca y se genere empleo. Entre inversiones anunciadas y en curso, hay unos 70 mil millones de dólares y en curso, que van a generar alrededor de 50 mil puestos de trabajo.

En la Argentina hay 850 mil pymes y si cada una generara un puesto de trabajo estaríamos generando más de 20 ese número, pero eso gran parte de las acciones van destinadas a fomentar el desarrollo de las Pymes.

-Desde el gobierno nacional se habla de reconversión de las empresas, pero en ese contexto hay mucha gente que tiene miedo perder su trabajo. ¿Cómo plantean ustedes las reconversiones para que no sean traumáticas para los trabajadores?

-Es muy cierto, pero cuando hablamos de reconversión lo que se prioriza es que el negocio se sostenga para que el aporte que hacía esa empresa, en una situación que motive que deba realizarse, pueda hacerlo en otro sector, buscando que se sostenga el aporte económico y el empleo. Esa es la teoría, no debería la situación de esas empresas transformar la realidad económica de la compañía, y de empleo de la gente.

En la práctica, este tipo de transformaciones no son tan teóricas como lo plateamos. Es allí cuando nosotros tomamos acciones directas sobre ese tipo de casos. En el Ministerio de Producción tenemos un programa que se llama Programa de Transformación Productiva, que viene a resolver este tipo de cuestiones. Cuando hay una empresa que por diferentes motivos necesita revisar su negocio y se ponen en riesgo algunos empleos, interviene el programa para hacer la reconversión con otro tipo de tecnología, para hacer cosas diferentes u otras cosas, siempre cuidando la unidad económica. Si eso no pudiera suceder, buscamos otras empresas a las que les está yendo bien y que tienen necesidad de empleo, y las ayudamos económicamente a incorporar personal que puede haberse afectado de las empresas del grupo anterior. Les propongo a las empresas de Pico, que estén en esa situación, que se pongan en contacto con la subsecretaría, para analizar cada situación en particular.

Beneficios vigentes para Pymes

De acuerdo con el informe brindado desde la Subsecretaría de Pymes, estas son las ventajas y características de la Ley específica para el sector:

Alivio fiscal: Eliminación del Impuesto a la Ganancia Mínima Presunta. Compensación del Impuesto a Créditos y Débitos bancarios como pago a cuenta de Ganancias. Cien por ciento para micro y pequeñas empresas, y 50 para medianas tramo 1 industriales. Diferimiento del pago del IVA a 90 días para micro y pequeñas empresas. Menos retenciones. Se elevaron los umbrales de retención de IVA, en 135%, y de percepción de Ganancias, en 400%. Para las micro empresas se otorgan certificados de no retención de IVA automáticos a partir de dos meses con saldo a favor de libre disponibilidad.

Más crédito: Se amplió el cupo prestable de la Línea de Créditos de Inversión Productiva del 14 al 15.5%. Además, a través del Banco de Inversión y Comercio Exterior (BICE), se lanzó la línea Primer Crédito PyME a una tasa variable de 16% máximo y con un plazo de hasta 7 años, para montos entre 500 mil y 5 millones de pesos.

Mejoras para exportadores: Extensión de 365 días a 10 años del plazo para el ingreso de divisas.

PyMEs registradas: Ya son más de 346.359 mil las PyMEs registradas que pueden acceder a los beneficios de la Ley PyME. La provincia con mayor nivel de registradas vigentes es La Pampa con un 56%, seguida por Santa Fe con un 50% y Entre Ríos con un 47% del total de PyMEs. Las provincias con menor nivel de registro son La Rioja con 16%, Tierra del Fuego con 11% y Catamarca con 14%. Del total de las empresas registradas vigentes a Octubre,19% corresponde al sector agropecuario, el 26% a comercio, el 4% a la construcción, el 11.10% a la industria, el 1.74% al sector minero y 38.16% a servicios.

Impuesto a los Créditos y Débitos: La Ley Pyme da numerosos beneficios para las Pymes que se registren. Hace que paguen menos impuestos, que tengan préstamos más accesibles y que sus trámites sean más fáciles. Dentro de los beneficios fiscales, la compensación del impuesto al cheque generó a las PyMEs ahorros por 3.150 millones de pesos desde octubre del año pasado hasta agosto de 2017. Este beneficio llegó a 60 mil empresas. En promedio, cada empresa que usó este beneficio se ahorró $55 mil. Las pequeñas empresas fueron las que más aprovecharon este beneficio.

Cada vez más pymes aprovechan el beneficio: en noviembre de 2016, fueron 4 mil empresas por un total de $136 millones. En agosto, fueron 7 mil empresas por $272 millones. Es decir, en diez meses, crecieron en un 75% la cantidad de pymes y en un 100% el monto ahorrado. La industria manufacturera fue el sector que más compensó el impuesto al cheque: se ahorraron $1,4 mil millones. Lo siguió el sector de comercio (al por mayor y al por menor) con $918 millones.

Beneficios Fomento de Inversiones: A un año de vigencia de la ley, las PyMEs descontaron $1.007 millones en el Impuesto a las Ganancias por haber realizado inversiones productivas. El sector Agropecuario y el Industrial fueron los más beneficiados. En cuanto al tamaño, las más beneficiadas fueron las empresas Pequeñas y las Micro. Las provincias que más beneficios recibieron fueron Córdoba, Buenos Aires, Santa Fe y la Ciudad de Buenos Aires.

Diferimiento pago del IVA: También, más de 85 mil PyMEs difirieron IVA a 90 días por más de $10.000 millones.

Financiamiento:A través de los créditos del Ministerio de Producción y del BICE, se acompañaron inversiones productivas por $14.707 millones para que puedan seguir creciendo y generando más empleo.

Fuente: Diario La Reforma