Alerta por presencia de sunchillo: cómo evitar pérdidas por toxicidad en el rodeo

Alertan a los productores agropecuarios sobre la presencia de yuyo sapo, una maleza tóxica que aumentó su presencia en el Valle de Conesa, Río Negro.

Publicado por Canal 3 - La Pampa en Martes, 14 de julio de 2020
Ganado comiendo forraje

El Área Técnica del Ente de Desarrollo de General Conesa, en sus recorridos a campo, detectó en varios lotes un aumento en la presencia de sunchillo, también conocido como yuyo sapo, clavel amarillo o asolador. Además se reportaron casos de muerte de bovinos por intoxicación.

Desde el organismo recomiendan recorrer los lotes de pasturas para determinar la presencia de esta maleza en los mismos, de esta manera evitar intoxicaciones.

Aspectos a tener en cuenta
  • El sunchillo es tóxico en mayor frecuencia en bovinos, pero igualmente afecta a los ovinos, porcinos y equinos.
  • De hallarse esta maleza en la confección de alguna reserva forrajera, como pueden ser fardos o rollos, no perderá su toxicidad.
Cómo identificarla
  • Los bordes de las hojas presentan unos pequeños dientes (apéndices) que se alternan con el borde liso. La hoja puede tener sólo dos dientes en su base o varios más pequeños a lo largo de la misma. La hoja posee tres nervaduras principales que se originan en la base de la lámina.
hoja sunchillo
  • La flor tiene unos cinco centímetros de diámetro con pétalos de color amarillo o anaranjado, muy similar al girasol en su forma.
flor sunchillo
yuyo sapo clavel amarillo asolador

Por consultas sobre las acciones para el control de la hierba o ante cualquier otra inquietud, los productores pueden dirigirse al Ente de Desarrollo de lunes a viernes, en el horario de 7 a 13 hs. o comunicarse al 02931 498050.

III Jornada del ternero pampeano

¿Te perdiste nuestras III Jornadas ganaderas del ternero pampeano modo online? ¡No te preocupes! Ingresá en este link y podrás mirar todas nuestras entrevistas a nuestros cabañeros y empresas afines a la ganadería pampeana en HD.

Suarez Puente SRL – Campos y estancias

Se el primero en comentar

Deja una respuesta