Algunas prácticas que pueden afectar la calidad espermática del semen bovino

Tenga en cuenta las recomendaciones de un médico veterinario para no alterar las cualidades de este producto debido a un mal manejo o a la falta de atención. Tenga en cuenta que de esto depende en gran medida el resultado favorable en la preñez.
Jorge Echeverri, médico veterinario y gerente de Empresa Genética Especial, EGE Ltda., destacó que la inseminación artificial es la biotecnología más barata y la de mejor costo/beneficio.
Es incomprensible que muchos ganaderos estén pensando en utilizar biotecnologías de avanzada como la transferencia de embriones convencionales o la fecundación in vitro que antes utilizar la inseminación artificial, y no crea que son pocos los casos, hay mucha gente que lo hace”, dijo.
El funcionario señaló que no está en contra de los otros métodos, que según él son muy efectivos, pero que no son tan asequibles a todos los ganaderos. Por ejemplo, mientras que una pajilla cuesta $15 mil y solo se utilizan 2 o 3 (dependiendo el caso), una transferencia de embriones puede costar desde $500 mil hasta $1 millón.
Echeverri también lamentó que la inseminación, que fue inventada en los años 50 y llegó a nuestro país en los 70, aún hoy no se haya generalizado a pesar de los grandes beneficios que tiene.
“Yo no puedo tener un toro que cueste $50, $100, $120 millones o que no tenga precio por su calidad genética, pero yo sí puedo utilizar una pajilla que cuesta $15 o $20 mil, y tengo la misma genética a mi disposición”, precisó.
Por esa razón, insistió en que ganaderos, técnicos, administradores y en general los trabajadores tengan claro cuáles son las prácticas que pueden alterar la calidad de semen, bien sea por una mala manipulación o por malas prácticas en general.
Por ejemplo, hay prácticas como la mala descongelación, termos en deficiente estado, falta de aseo en la inseminación, vacas con bajos niveles de nutrición, o falta de inseminadores capacitados”, indicó.
Finalmente, el gerente de EGE comparó la adquisición de pajillas con una visita al odontólogo: “Usted solo abre la boca y asume que el odontólogo hizo todo bien, que es un profesional calificado y que tiene los mejores elementos para hacer algún tipo de intervención. Pero solo con el correr del tiempo usted se dará cuenta de su calidad”.
Y agregó: “Lo mismo pasa lamentablemente con la calidad del semen. Usted confía que la casa proveedora de semen ha hecho lo mejor y que ha utilizado las mejores tecnologías y los mejores elementos para producir esa calidad de semen. Sin embargo, si la manipula mal, usted deteriora esa calidad y pagará las consecuencias de hacer un mal uso”.

Se el primero en comentar

Deja una respuesta