Exposición en el primer congreso sobre la problemática animal actual

Contó con la presencia del Senasa y fue organizado por el Colegio de Veterinarios de la Provincia de Buenos Aires, con el eje en la seguridad e inocuidad alimentaria.

El Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa) participó en la tercera y última jornada del 1.° Congreso sobre la Problemática Animal Actual, con eje en la seguridad e inocuidad alimentaria, llevada a cabo por el Colegio de Veterinarios de la Provincia de Buenos Aires.

Este congreso, que se desarrolló en tres encuentros anuales para debatir sobre temáticas como el bienestar animal, la producción animal, la inocuidad y la seguridad alimentaria, contó en esta ocasión con disertantes del Instituto Interamericano de Cooperación para la Agricultura (IICA), y las organizaciones de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) y Mundial de Sanidad Animal (OIE).

En el final de la jornada, Gerardo Leotta, investigador de la Red de Seguridad Alimentaria del CONICET (RSA), presentó los avances en la evaluación de riesgo sobre síndrome urémico hemolítico (SUH), mientras que el coordinador general de la Dirección Nacional de Inocuidad y Calidad Agroalimentaria, Nicolás Winter, realizó una ponencia sobre “Veterinarios en el Sistema Público de Control argentino: visión y oportunidades”.

“El rol de los veterinarios debe ser asumido con una mirada sistémica tanto en el rol profesional sanitarista sobre producción animal como aquel de salud pública cuando interviene como responsable directo o indirecto de la inocuidad de los alimentos”, resaltó Winter.

Asimismo, en este encuentro estuvo presente el ministro de Agroindustria de la Provincia de Buenos Aires, Leonardo Sarquís, para presentar las acciones llevadas a cabo en materia de control de establecimientos de faena y elaboradores de alimentos, resaltando el trabajo junto con el Senasa.

La profesión veterinaria tiene desde sus orígenes un rol social que se ve desafiado actualmente por la necesidad de reforzar el compromiso a la hora del uso racional de los productos veterinarios, con especial atención a los antimicrobianos y su relación directa con la generación de resistencia antimicrobiana, y el respecto de los períodos de retirada, entre otros.

Por otro lado, trabajar en la provisión de alimentos inocuos demanda atención sobre las buenas prácticas de manufacturas, la higiene y sanidad, y el sistema de autocontrol de las empresas; este último obligatorio a partir de la Ley 27.233 para todos los operadores de las cadenas agroalimentarias, todas oportunidades en la dirección técnica y asesoramiento de profesionales veterinarios.

“Es muy importante que cada profesional asuma que su rol individual tiene un impacto en el sistema en su conjunto, y que en el comercio internacional un desvío implica un cuestionamiento al Servicio Sanitario en particular y al país en general, minando las bases agroexportadoras y la confianza que Argentina pretende brindar al mundo”, expresó en el cierre Winter.

El Colegio de Veterinarios de la Provincia de Buenos Aires, al igual que los restantes colegios y consejos del país, tienen un rol clave en la regulación del ejercicio profesional, la oferta de capacitaciones específicas y el impulso de currículas profesionales acordes a las demandas actuales en todas las universidades de ciencias veterinarias del país, sumando además la articulación permanente con el Senasa en su participación dentro del sistema público de control.

Fuente: argentina.gob.ar

Remates Ferias Destacados

Se el primero en comentar

Deja una respuesta