Haciendo cálculos…

El breve análisis de un productor lechero de la localidad de Alicia, Córdoba, que llegó a la redacción de TodoAgro, pretende encontrarle una lógica, una salida, un atajo de corto plazo a la situación desesperante que viven muchos pequeños y medianos productores tamberos que buscan la manera de sortear la crisis económica que atraviesa el sector, una crisis que no tiene la compañía del Estado Nacional con una posición activa para protegerlos, donde se tome el toro por las astas para marcar el rumbo en este sector productivo que tanto arraigo y empleo genera en la economías regionales.

“Estoy haciendo un cálculo…” comienza el breve análisis, que si bien puede ser un tanto superficial y simplista en su resultado, invita en el fondo a reflexionar sobre la posición del Gobierno Nacional en dejar al libre albedrío lo que suceda en el mercado nacional de lácteos, más allá de algunas iniciativas por intentar transparentar la cadena, pero que terminan actuando como una aspirina para una enfermedad de gravedad que necesita una solución en el corto plazo, y que desde hace tiempo vienen reclamando las organizaciones lecheras nacionales que agrupan a los productores.

“Si Argentina produce, por ejemplo, 8.500.000 litros diarios de leche, al mes se llegaría a la suma de 255.000.000, que industrializados, por ejemplo en queso cremoso (el más barato) se obtendrían unos 30.600.000 kilogramos, que vendidos al público en el super, comercio, etc, al valor de $100 por kg, nos arrojaría la suma de $ 3.060.000.000 (tres mil sesenta millones de pesos), y que restándole el IVA del 21%, donde el Estado recauda la suma de $642.600.000, o sea $2,52 sobre $ 6,80 que cobra el productor (es decir el 37% de lo que el sector produce, sin hacer nadaaaaa); cuando el estado dice que la comercialización no tiene nada que ver en el arreglo del precio, que no forma parte de la cadena, es él el que no quiere participar!. Hay que decirlo, y que de lo que cobra de IVA le devuelva al productor al menos la mitad de lo que recauda, y en ese caso serian $1,26 más por litro para el tambero”, enfatiza en su descripción Juan Carlos Arietti, productor de Alicia y aclara: “Hago el cálculo de la producción transformada en queso cremoso, que es el más barato; pero que seguramente si se transforma en otros derivados como leche en polvo, cremas, holanda, sardo, leche fluida, etc, seguro que lo que se obtiene es mucho más. Esta reflexión es sólo para colaborar con algo, para que también Etchevehere, Sammartino, Macri y demás funcionarios que analizan y tomas decisiones en el país observen como es nuestra realidad”, concluye el productor.

Fuente: Todo Agro