Proyectan 4.3 Millones de toneladas de trigo para Córdoba

La superficie a implantar sería un 12% superior a la del ciclo pasado en la provincia y se ubicaría en torno a 1.643.600 hectáreas. Hay departamentos que elevarían fuertemente su producción. Los detalles.

La siembra de trigo en la provincia de Córdoba para la campaña 2019/20 se ubicaría en 1.643.600 hectáreas (correspondiente al 25,4% de la superficie triguera argentina), incrementándose en casi un 12% respecto al ciclo anterior. En términos absolutos aumentaría 170.800 hectáreas y marcaría un récord de superficie para la provincia.

Los datos surgen de la segunda estimación de siembra realizada por el Departamento de Información Agronómica de la Bolsa de Cereales de Córdoba, a lo que suma una proyección de rendimientos promedio de 29 qq/ha para la provincia.

La Bolsa subrayó que analizando la superficie sembrada a nivel departamental, se puede observar que todos los departamentos aumentarían la superficie respecto al ciclo anterior, con excepción de General Roca que disminuiría en un 3% sus valores.

En superficie, los departamentos más cuantiosos se ubicarían en el Este de la provincia, mientras que los que tendrían mayor aumento porcentual respecto a la campaña anterior serían los del Norte. 

Comparando nuevamente la superficie a sembrarse, pero ahora con el promedio histórico de las últimas 13 campañas, los departamentos del Sur, Sur este, depto. San Justo y Río Seco aumentarían su superficie entre el 56% y el 146%. El resto de los departamentos mantendría valores similares o disminuiría su área.

A nivel nacional, el promedio de rendimientos de la última década se ubicó en 30 qq/ha. Asimismo, teniendo esas proyecciones de rendimientos, se esperaría que a nivel productivo se alcance un volumen en torno a las 4.317.800 tn en Córdoba, sujeto a que se den condiciones normales durante el ciclo del cultivo.

El garbanzo, hacia abajo
Según las estimaciones de la BCCBA, la superficie a implantarse se ubicaría en 63.900 ha, un 25% menos que la campaña anterior, pero un 58% más que el promedio histórico (2010/19). Los motivos que determinarían el retroceso de la superficie a sembrarse son la incertidumbre de precios y las malas experiencias de la campaña pasada respecto a los rendimientos obtenidos.

Fuente: todoagro.com.ar

Se el primero en comentar

Deja una respuesta