Susana Mirassou, nueva presidenta del INTA: “Asumo esta función con gran convicción y entrega para empezar a recorrer un nuevo camino”

El ministro de Agricultura, Ganadería y Pesca, Luis Basterra, el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, y la flamante presidenta del Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA), Susana Mirassou.

Ayer a la mañana, en la sede del INTA Castelar, Susana Mirassou, asumió la presidencia del Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA). Un hecho histórico, al tratarse de la primera mujer en llegar a dicho cargo. Además, Tomás Schlichter la acompañará como Vicepresidente del organismo.

La nueva presidenta del INTA es ingeniera agrónoma de la UBA, magister en Economía Agraria y doctora en Ciencias Sociales. En el organismo trabajó en Economía de los Recursos Naturales y Sustentabilidad, se desempeñó como gerente de Seguimiento y Evaluación y, desde 2007 a 2019, fue directora nacional asistente de Planificación, Seguimiento y Evaluación.

Encabezaron el acto de asunción, el Jefe de Gabinete de Ministros, Santiago Cafiero, y el Ministro de Agricultura, Ganadería y Pesca, Luis Basterra. Además, estuvieron presentes, el Director Nacional del INTA, funcionarios nacionales y provinciales, los intendentes de Ituzaingó, Alberto Descalzo y de Hurlingham, Juan Zabaleta, representantes de las organizaciones del sector Agroalimentario, miembros del Consejo Directivo y de los Consejos de los Centros Regionales y de Investigación, representantes gremiales, y trabajadores del INTA.

En su discurso, Santiago Cafiero reconoció la importancia de recuperar el rol del INTA para el desarrollo agroalimentario del país, y agregó, “volvemos con convicciones y valores. Fueron años de mucho maltrato a la institución y al Estado en general”. También resaltó el entusiasmo de acompañar la puesta en funciones de Mirassou: “Susana arrancó en los años 80 como becaria, decidió hacer una carrera en la que dedicó amor, tiempo y compromiso a esta entidad, y esto conmueve”, dijo.

A su vez, el ministro coordinador valoró su trayectoria dentro de la función pública e indicó: “A quienes nos toca ser servidores públicos sabemos que es una causa que luego se persigue toda la vida, porque en esos lugares, en los que circunstancialmente a uno le toca gestionar o dirigir, se encuentra un lugar donde se puede cambiar la calidad de vida de la gente”.

Por su parte, el ministro Basterra comentó que el INTA es «reconocido mundialmente como uno de los organismos más importante en la construcción de conocimiento agropecuario, con la particularidad de juntar investigación y extensión. Es un organismo tan importante para el ejercicio soberano del conocimiento”.

Gestión de Mirassou

En su primer discurso como presidenta del INTA, Mirassou dijo que en los últimos cuatro años “la institución se ha visto debilitada y hubo desinversión”, y aseguró que la dotación del INTA se redujo en más de 800 personas, por retiros voluntarios, renuncias y jubilaciones que no pudieron ser repuestas, y gran parte, de la infraestructura edilicia se encuentra deteriorada, con un equipamiento de investigación y el parque automotor que se encuentran desactualizados u obsoletos.

En relación a toda esta problemática, Mirassou planteó el tema presupuestario, y dijo, “Serán tiempos de mucho esfuerzo. Sabemos que hay una deuda interna para quienes día a día y a lo largo de más de 63 años con orgullo dicen, soy del INTA. Un Presupuesto del orden de los 8000 y 9000 millones de pesos es escaso para la dimensión federal de nuestra institución, pero iremos abordando los problemas con gran responsabilidad en los compromisos que asumamos, en el marco de las prioridades que tiene el país”.

Además, sobre su gestión la titular del INTA manifestó, “asumo esta función con gran convicción y entrega para empezar a recorrer un nuevo camino, consciente de la necesidad de hacer cambios en las prioridades dado los profundos problemas del país, en forma fraterna y solidaria, comenzando por los últimos para llegar”.

Según expresó la presidenta del organismo descentralizado, la agenda de la gestión estará enfocada a través de la investigación, la extensión, el desarrollo de tecnologías, el aporte a la formulación de políticas públicas y la cooperación nacional e internacional.

Y de esta manera hacer desde el INTA una contribución para el desarrollo sostenible, inclusivo y equitativo del sector agropecuario, agroalimentario y agroindustrial, el cuidado del ambiente, la competitividad enfocada en el valor agregado, la mirada puesta también en el aumento de las exportaciones para la generación de divisas, la contribución a la lucha contra el hambre y la pobreza y la política de género e inclusión hacia la igualdad de oportunidades.

Por otro lado, Mirassou dijo que el cambio tecnológico, “es vertiginoso por lo tanto debemos trabajar articuladamente sector público y privado potenciando sinergias y promoviendo la generación de conocimiento y las innovaciones tecnológicas”. Y en ese sentido anunció que habrá una participación del organismo en todos los procesos territoriales aportando a las políticas de desarrollo inclusivo junto con las entidades representativas del sector, siendo clave el rol de la agricultura familiar y sus organizaciones.

En otro pasaje de su discurso, la nueva titular del INTA habló sobre la agenda ambiental. Al respecto, sostuvo, “hoy las generaciones más jóvenes nos demandan y cuestionan por el deterioro del ambiente, piden que promovamos una transición hacia modelos sostenibles y de consumo responsable. Vamos a continuar generando conocimiento y tecnologías que aporten a la mitigación, la adaptación y evidencia científica relacionada con los fenómenos de variabilidad y cambio climático. Aquí también los más afectados son los más vulnerables”.

Y agregó: “Seguiremos expandiendo el trabajo en modelos de producción sostenibles alternativos, no excluyentes, como la agroecología, el Manejo de Bosque Nativo con Ganadería Integrada, con mirada en la valoración de los servicios ecosistémicos”.

Lucha contra el Hambre

En varios pasajes de su discurso, hubo una mención de Susana Mirassou a colaborar con el Plan Nacional “Argentina contra el Hambre”. Sobre este tema, se comprometió a formalizar las instancias institucionales que aportarán a dicho Plan, apoyar también a la producción y comercialización de alimentos, y el fortalecimiento de las redes comunitarias.

Y además sostuvo: “Tenemos mucho que aportar con miras a favorecer la producción y comercialización de alimentos de la economía solidaria y social, el cooperativismo y la agricultura familiar, a través de la creación y fortalecimiento de mercados populares, el apoyo para la búsqueda de financiamiento a productores de la agricultura familiar, entre otros”.

A todo esto, se destacó el trabajo transformador realizado por el programa ProHuerta junto al ministerio de Desarrollo Social de la Nación. “Es una herramienta para el desarrollo rural, la seguridad y soberanía alimentaria con 27 años de experiencia y que ha sido tomado por otros países en situaciones de emergencia”, sostuvo Mirassou.

Política de género

Por otro lado, en la agenda de las nuevas autoridades del INTA estará presente en un lugar de importancia, la política de género. Susana Mirassou, dijo, “cuando miramos los grandes números de personas que trabajan en INTA, somos alrededor de 6900, 60 % son hombres y 40 % son mujeres, incluyendo profesionales, becarios, técnicos, personal de apoyo y personal relacionados a través convenios. Sin embargo, esas proporciones cambian en los puestos gerenciales y directivos y en las representaciones en los consejos, disminuyendo significativamente el porcentaje de mujeres”.

A partir de esto, se lanzarán medidas que contribuyan a la igualdad de oportunidades, sumándose a los lineamientos del Ministerio de las Mujeres, Géneros y Diversidad. Pero además, hay iniciativas en marcha, como una Línea INTA para acompañar situaciones de violencia de género, una propuesta de plataforma para el desarrollo de un proceso de capacitación continua, y avanzar en la elaboración de un protocolo de actuación de género.

Fuente: infobae