Vaca en transición: ¿se puede evitar el balance energético negativo?

En una jornada de campo realizada por Elanco Animal Health, se discutió sobre la importancia de trabajar sobre un concepto de animales sanos para lograr así avanzar en su mayor rendimiento productivo.

La gira de lanzamiento que Elanco Animal Health llevó adelante a mediados del pasado mes de marzo para Rumensin Bolos ABC, específicamente pensado para la vaca en transición, sirvió para que un periodista de la revista Motivar pudiera tomar contacto con el doctor Juan Cainzos, Global Technical Marketer Cattle, de la firma multinacional.
“Las vacas sanas son más productivas, no solo en cuanto a los costos económicos que conlleva la presencia de enfermedades en la etapa primaria de la producción láctea, sino también los emocionales del manejo en el tambo”, nos explicó el profesional español que visitó nuestro país por primera vez.

Y agregó: “El foco para tener mayor eficiencia hay que ponerlo en torno a los 90 días vitales de la actividad: 60 antes del parto y 30 después del mismo. La vaca tiene tres grandes hitos en ese lapso: negociar con el balance energético negativo, la inmunodepresión y la hipocalcemia. Todo ello sucederá de forma positiva si logramos suministrarles la mayor cantidad de materia seca”.


Para veterinarios asesores
La gira de lanzamiento recorrió las localidades bonaerenses de 9 de Julio y Henderson, así como las cordobesas Vicuña Mackenna y Colonia San Bartolomé, siendo este último lugar donde nuestro medio se hizo presente para sumarse a la recorrida por el Establecimiento San Carlos, de la familia Bollati.

Allí los técnicos de Elanco propusieron visitar las distintas instalaciones del tambo, junto con asesores veterinarios con amplia experiencia en el tema.
El foco estuvo puesto en la presentación de una novedosa App por medio de la cual -Tablets en mano- los asistentes realizaron una suerte de auditoría por medio de la cual establecer puntos de riesgo (en tiempo real) sobre tres unidades centrales de la producción como lo son vaca seca, preparto y lactancia.

“Esa herramienta está basada en publicaciones científicas con revisión entre pares y recoge información sobre el tambo, principalmente relacionada con manejo, instalaciones y medio ambiente”, le explicó Cainzos.

Y siguió: “Una vez que cargamos los datos productivos del establecimiento y le damos respuesta a una serie de preguntas concretas, la App selecciona aquellos puntos de mejora que tenemos para facilitar la transición de las vacas”.

Asimismo, la médica veterinaria Yanina Pedevilla destacó el compromiso de Elanco por trabajar junto a los productores en el manejo de la vaca en transición, aportando protocolos y servicios para lograr los mejores resultados.

“Rumensin Bolos es una tecnología pensada para lograr mejoras en la salud de las vacas en un período crítico de la producción, por medio de la liberación de monensina de forma controlada durante 100 días, con el objetivo último de favorecer la flora bacteriana del rumen de los animales”, aportó la profesional. Y enfatizó: “Ya está disponible en Argentina y existen establecimientos que lo han comenzado a utilizar con buenos resultados, incrementando, por ejemplo, la producción de litros diarios promedio durante los primeros 68 días, reduciendo a la vez la presencia de cetosis y mastitis, tanto como los descartes de animales y casos de desplazamiento de abomaso”.

“Cubiertos los requerimientos de las dietas, tenemos que darle la posibilidad a las vacas de que se coman efectivamente su comida, para lo cual desarrollamos una herramienta que ayuda a mejorar los consumos de materia seca por parte de las vacas en transición, siendo sabido que esta categoría necesita hacerlo para cubrir sus requerimientos de energía y así solventar su sistema inmunitario”, aseguró el disertante español. Y concluyó: “Si esto no es así, es fácil que entren en balance energético negativo antes del parto, haciéndose visibles animales con cetosis y, a largo plazo, problemas en fertilidad, más rechazos y menor producción de leche general para el establecimiento”, dijo el doctor Cainzos.

¿Cuáles fue el mensaje sobre las cetosis en los tambos?
Juan Cainzos: La cetosis es solo un indicador de que nuestras vacas han estado movilizando grasas en el período de transición.

Tenemos que olvidarnos del concepto de enfermedad de por sí. El impacto económico para los ganaderos y para la producción es altísimo, a través del riesgo que supone que una vaca haya movilizado grasas y que, por lo tanto, tiene más de posibilidades de desarrollar otro tipo de patologías. Como consecuencia, la eficiencia productiva de nuestras vacas en transición será menor y los costos de oportunidades peores.

¿Qué aporta concretamente Elanco en este sentido?
Dentro de la estrategia de conseguir vacas sanas, lo que tenemos que lograr son niveles de energía metabólica suficientemente altos en una vaca de transición para que ésta no movilice grasas y siga circulando por el camino de consumir glucosa. Para que eso ocurra, además de lo que comen, tenemos que asegurar que sus niveles de glucosa sean altos, para lo cual una forma es modificando su flora ruminal. Si modificamos esto con moléculas como la monensina, principal componente activo del Rumensin Bolos ABC, lo que hacemos es que, con la misma comida, las bacterias produzcan más porcentaje de ácido propiónico y más glucosa; una señal lo suficientemente grande como para que las vacas decidan no movilizar grasa.La recomendación de uso es aplicarlo entre 3 a 4 semanas antes de parte.

El bolo libera monensina en forma sostenida y requiere algunos días para conseguir el cambio en la flora ruminal, el cual tiene que generar un incremento de ácido propiónico en el hígado y glucosa circulante. Esto tiene que pasar antes de que el balance energético negativo comience, lo cual ocurre en torno a 15 días antes del parto. Por el manejo argentino, la recomendación es cuando entre las vacas al lote de preparto, en ese momento se debe aplicar el bolo.

¿Qué sensación se lleva de los veterinarios argentinos que asistieron?
Están muy motivados y comparten problemas parecidos a los de otra parte del mundo, como por ejemplo el seguimiento de los ganaderos.
Los técnicos tienen claro por dónde hay que ir y cómo, nos falta acompañarlos con sus clientes para reforzar que el mensaje es el adecuado.
Por Luciano Aba – Publicado en el portal www.motivar.com.ar

Fuente: todoagro

Se el primero en comentar

Deja una respuesta