Carbono: un mercado que nació con muchas esperanzas, pero que presenta grandes interrogantes mientras crece

¿Qué son los mercados de Bonos de Carbono? Una completa guía para explorar esta tendencia que gana protagonismo

Ya desde los años 90 muchos países comenzaron a preocuparse por los efectos del calentamiento global y se iniciaron investigaciones sobre de qué manera podían reducir sus efectos.

En distintas ocasiones se confirmó que la emisión de gases efecto invernadero (GEI) es la principal responsable.

Muchas idas y venidas, negociaciones, proyectos, intenciones, declaraciones a nivel global fueron avanzando para frenar las emisiones contaminantes. Así surgió el Mercado de Carbono, una herramienta fundamental para reducir las emisiones de gases efecto invernadero.

¿Que es el Mercado de Carbono?

Es un mercado donde se compran y venden bonos de carbono, que pueden entenderse como “derechos de emisión de carbono¨ o “créditos de carbono”.

¿Cual es la unidad de esos bonos/créditos?

Se miden en tonelada de Co2.  Un bono es igual a 1 tn de Co2  Se toma este gas porque es el que tiene mayor participación entre los gases de efecto invernadero y su efecto nocivo es mayor que el del resto de los gases.

¿Que tipos de mercados existen?

A-Obligatorios/regulados

Surgieron a partir del Protocolo de Kyoto de 1997 como herramientas para reducir el daño medioambiental.

Son los que funcionan a partir de reglamentaciones y normas que establecen países u organismos internacionales.

Actualmente los más grandes son los de la UE (que funciona desde 2005) y el de China (desde julio 2021).

En estos mercados se establecen metas máximas de emisión permitidas entre empresas de distintos sectores. (por el momento en general se incluyen las energéticas y algunas industriales, dependiendo el mercado). Si no se cumplen con esos límites, la empresa debe comprar bonos para compensar esa contaminación.

B-Voluntarios

No hay un organismo, ni país que pone las reglas, son empresas, individuos, que toman la decisión de reducir su huella de carbono.

¿Cómo se determina el precio de ese bono?

Hay dos sistemas principales (los más usados por el momento).

1-Cap and trade= tope y canje/negociación

Que se usa por ejemplo en los casos de los mercados obligatorios.

Los gobiernos determinan que nivel máximo de emisiones (contaminación) son los aprobados para ese año o período, y se distribuyen bonos entre las empresas participantes. 

Si una empresa contamina más (por necesidad o por falta de inversión, etc) que lo permitido, “debe” comprar bonos o créditos a otra empresa que contamine menos que lo permitido, o que por ejemplo haga captura de carbono.

Así el comercio es entre la empresa A que contamina más compra bonos y la empresa B que contamina menos que lo que se le autorizó (o captura carbono) vende esos créditos que le sobran.

La empresa B, puede decidir no venderlos y guardarlos para otro momento.

El precio del “carbono” se define por la propia oferta y demanda de esos bonos.

2- Impuestos o tasas sobre el carbono.

No se estipulan máximos de contaminación, pero SI se cobra por esa contaminación.

En Argentina, tenemos impuesto al carbono para los combustibles fósiles.

Precio del bono de Carbono

El sistema de precios por oferta y demanda también es el que funciona para los mercados voluntarios. Pero en este caso, no hay aun topes de contaminación establecidos obligatoriamente a nivel global.

No existe aún un mercado global que regule uniformemente ni las emisiones ni la forma de negociar los bonos.

Es por eso que por el momento se establecen acuerdos bilaterales entre países o entre empresas.

El primer gran acuerdo en este sentido es entre Perú y Suiza. El primero hace un desarrollo forestal sostenible, financiado por Suiza. Así Perú recibe un ingreso por capturar carbono, y Suiza paga por recibir un “crédito” de carbono para compensar en parte sus emisiones.

En el caso de los mercados voluntarios, son las empresas o inclusive los países que quieren reducir su huella de carbono, y en ese caso “compran” créditos o bonos de empresas o países que contaminan menos, o tiene proyectos inversiones que capturan carbono. (en este caso entraría el acuerdo entre Peru y Suiza también).

¿En Argentina existen mercados de carbono?

Por el momento no hay un mercado obligatorio, pero sí hay casos de empresas que voluntariamente “compran” créditos a empresas o desarrollos de energía limpia (por ejemplo Natura Cosmeticos, que compró 70.000 bonos de carbono del Parque Eólico Rawson de Genneia. Así el parque eólico recibe ingresos, y Natura puede certificar una reducción de 70 mil toneladas de C02)

Y como ese caso hay otros. 

Por otro lado, otro ejemplo de mercado voluntario de carbono local, es el de la empresa Ruut que desarrolló una plataforma que permite que un productor que genera “créditos” de carbono, pueda venderlos a un comprador que necesita o quiere esos créditos para compensar su huella de carbono.

Para poder acreditar justamente que se generan esos créditos la empresa tiene todo un programa de seguimiento, mediciones y certificaciones que respaldan que realmente se genere ese crédito. Finalmente para el productor que logra esa certificación ese crédito puede traducirse en un ingreso extra de usd/ha. 

¿De que hablamos cuando hablamos de huella de carbono?

Es una métrica ambiental que mide la totalidad de emisiones de una actividad productiva, o servicio, etc.

Se mide también en masa de CO2 equivalente.

En Argentina tenemos como ejemplo la Plataforma Puma, que dentro de las funcionalidades que tiene, calcula la huella de carbono al final de cada campaña. Al obtener un balance de carbono, como lo que se mide se puede mejorar.. permite tomar decisiones para mejorar ese balance en próximas campañas.

Carbono: ¿Cuáles son las metas globales?

Si bien no hay mercados obligatorios en Argentina, y a nivel global aún no hay regulación para todos los países, en la última Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático de 2021 (COP26) se volvió a ratificar una meta muy ambiciosa. Mas de 190 países se han comprometido a mejorar sus compromisos climáticos en el marco del Acuerdo de París con el objetivo de limitar el calentamiento global por debajo de los 2ºC sobre el nivel pre industrial, y como ideal,  que no supere 1,5 ºC.

Para llegar a cumplir esa meta se ratifica que es necesario, imperioso, actuar para reducir las emisiones de GEI. 

Para 2030 se aspira a reducir en un 50% las emisiones de GEI, y para 2050 llegar a cero emisiones netas de carbono. En resumen, lo que se busca es una «descarbonización» de la atmósfera.

¿Sera posible lograr estas metas tan ambiciosas?

Esa es la gran pregunta.

En los mercados (en todos) inclusive de los granos, hemos visto el resultado que muchas de estas nuevas medidas, que apuntan a la descarbonización, han tenido en los precios de por ejemplo el gas natural,y este sobre los costos de la energía que se traslada a producción y que finalmente se traduce en mayor inflación global. (fertilizantes incluídos).

¿Como hacer esa transición entre energías contaminantes y limpias? ¿A que costo económico y social? ¿Es factible poner reglas globales habiendo tanta diferencias de riqueza, climas, industrialización etc?

Son muchos interrogantes sobre como llevar a cabo este desafío global. 

En el medio mientras se definen las formas mas adecuadas y parejas para todos los países, la mayoría de las empresas mas grandes del mundo tomaron este tema como un desafío propio, y tienen distintos programas para reducir su huella de carbono.

En Argentina, existe el programa Argentina Carbono Neutro que impulsan las Bolsas de Cereales y la de Comercio de Rosario.

Así como hay algunos ejemplos de grandes jugadores (Bayer, UPL, Syngenta, Corteva) que tienen programas para controlar/medir/reducir emisiones, así como capturar/regenerar y con objetivos cada vez mas ambiciosos para los próximos años.

Un dato alentador para nuestro país, es que se espera que América Latina y Caribe puede posicionarse como el mayor proveedor mundial de créditos de carbono.

Argentina tiene la posibilidad de hacer valer su forma de producción sustentable, y se hace cada vez mas evidente que no solo no hay que emitir/contaminar, sino también apuntar a una producción regenerativa. 

Paulina Lescano

Fuente: news.agrofy.com.ar

EN VIVO:Streaming De Frente al Campo

Ir arriba
X