El agro crece, pero cae fuerte el precio de los campos

Según inmobiliarias rurales el precio desde 2016 cayó en torno a un 25%

Ahora miranos en Vivo y en Directo Remate de Reproductores de Cabaña Nirihua desde General Acha.

Publicado por Jose Maria Garcia Casarrota en Jueves, 17 de septiembre de 2020
AgroBoletin - Banner 900x250

El sector agropecuario es uno de los pocos que muestra crecimiento este año en el EMAE que elabora el INDEC mensualmente. Claro que todavía no recuperó la fuerte pérdida que obtuvo el campo en 2018 por la grave sequía que lo hizo retroceder en torno a un 25% su producto bruto interno.

Lo cierto es que desde que asumió Cambiemos, pese a la mejora que señala la dirigencia agropecuaria en las políticas del gobierno, el precio de los campos se desvalorizó, si se lo compara con el año 2015. El inconveniente, señalan los comercializadores, está en el contexto económico imperante y la perspectiva turbulenta.

Como nunca antes en al menos un lustro, el precio de los campos muestra una baja que se afianza año a año y en el sector reconocen que ese mismo abaratamiento viene traccionando consultas que tomaron ritmo con el comienzo de 2019.

Entre las inmobiliarias del ramo hay coincidencias en que, desde el pico de valores alcanzados en 2011, el precio de la hectárea inició un camino de descenso que todavía no parece detenerse por completo. De ese momento a esta parte, la cotización de los lotes viene acumulando una baja de cuanto menos el 25%.

«Hay oferta y hay demanda, algo que no pasaba en mucho tiempo. Todavía hay operaciones que no se cierran porque hay una diferencia entre aquel que ofrece y el propietario del campo. Últimamente, las ofertas representan el 70% de lo que pretenden los dueños», dijo a iProfesional Federico Nordheimer, ejecutivo de la comercializadora homónima.

El experto sostuvo que muchos propietarios comenzaron a tasar sus campos para luego ponerlos a la venta a causa de las complicaciones climáticas de los últimos años. A lo anterior se suma una pérdida de rentabilidad. «En muchas zonas del país los malos resultados productivos ya llevan por lo menos cuatro años consecutivos. Sequías, inundaciones, precios bajos de algunos productos. La carne, por ejemplo, recién volvió a ganar en cotización en el último tiempo. Muchos propietarios sienten que el activo que tienen no les da la renta que esperan, una ganancia suficiente, y ponen el campo a la venta. Por eso decimos que la buena posibilidad, para quien busca campo, está», añadió Nordheimer.

En cuanto al perfil de los compradores, es un momento en el que, a diferencia de otras épocas, no hay tanta presencia de pooles o grandes empresas, sino que se trata principalmente de inversores individuales. «En tanto no hay un horizonte firme en lo que hace a la dirección política que se puede tomar después de diciembre, la incertidumbre empieza a hacerse visible. El contrapeso lo está dando la cosecha récord, que le devuelve mucho atractivo a los lotes por la rentabilidad recuperada», expresó.

Si bien la primera parte de 2019 denota un ritmo en términos de operaciones inferior al inicio del año pasado, en el segmento señalan que ya febrero cerró con una suba del 11% respecto del mes previo. Y marzo, aunque resta conocer el número exacto, también se ubicaría por encima de febrero en lo que hace a movimiento en la compraventa.
«El mercado nunca se murió, ni mucho menos. Lo que sí es concreto es que los valores no dejaron de bajar, sobre todo en el último año. Los vendedores que buscan un acuerdo rápido pueden llegar a aceptar propuestas hasta un 15% por debajo del valor pedido. De 2016 hacia acá, la reducción de los precios se ha intensificado», dijo Maurette.

El experto sostuvo que el «sinceramiento» de los valores aún no concluyó, pero que en tanto los números de la cosecha vienen marcando un récord «este es un momento muy oportuno para comprar y posicionarse de cara a la actividad agrícola que viene».

«Más allá de que siempre está el pedido de una financiación extendida, quien compra tiene la certeza de que está haciendo un muy buen negocio. En cuanto al interés, los campos para llevar a cabo agricultura son los que más concentran las ofertas. Quienes cierran las operaciones son casi en su totalidad argentinos», detalló.

Fuera de la agricultura, José Cardín, de la inmobiliaria Cardín Campos, declaró recientemente que los lotes destinados a la cría de ganado también vienen sumando preferencias. «La ganadería se está recuperando de años de malas políticas y tiene mucho margen para crecer, pero es un proceso que llevará algunos años. Es un buen momento para comprar. Los propios dueños dan financiamiento a tres, cuatro y cinco años, y la tierra es siempre un buen refugio de valor», aseguró.

La merma en el precio de los lotes también es observada por organizaciones como la ya mencionada Cámara Argentina de Inmobiliarias Rurales (CAIR). En ese sentido, un informe de la entidad expone que «los inmuebles continúan su curva descendente, intentando ajustarse a la rentabilidad actual del sector, hasta estabilizarse en un escalón inferior, no imaginable hace un año, lo que potencia un posible revalúo futuro de la mano de una deseada estabilidad económica y política, difícil de alcanzar en años electorales».

Fuente: elenfiteuta

En Vivo y en Directo Jornada Ganadera del Reproductor Pampeano.

Publicado por Jose Maria Garcia Casarrota en Miércoles, 26 de agosto de 2020

Suarez Puente SRL – Campos y estancias

Consignataria Blanes SRL - Banner 900x250
Agropecuaria Argentina SRL - Banner 900x100
Miracuya - Banner 900x250
Cabaña Don Jacobo - Banner 900x250
Cabaña El Paisano - Banner 900x250

Sitio DFC contenido principal 900×100

Be the first to comment

Leave a Reply