En el norte de Córdoba, la cría mejoró sus márgenes

Los números de la actividad se recuperaron en lo que va del año, a partir del incremento en el valor del ternero.

Ahora miranos en Vivo y en Directo Remate de Reproductores de Cabaña Nirihua desde General Acha.

Publicado por Jose Maria Garcia Casarrota en Jueves, 17 de septiembre de 2020
AgroBoletin - Banner 900x250
Ganado Angus, negro y marrón
Foto de valorsoja.com

Apesar de la crisis, tanto social, sanitaria como económica, el campo no para y va camino a tener uno de los mejores años para las exportaciones de carne vacuna: se espera alcanzar unas 900 mil toneladas de res con hueso. 

Este volumen permitiría que el mercado externo ponga un piso de precios de la hacienda, lo que generaría buenas expectativas al negocio y evitaría una posible liquidación de vientres como ya ocurriera en la década pasada. 

Si analizamos cómo está el negocio de la ganadería, se puede decir que los sistemas de engorde pasan por una crisis que hace tiempo no la tenían. Un precio del maíz en suba y una relación compra-venta muy desfavorable son los principales indicadores del negocio. En los últimos ocho meses la invernada aumento 45 por ciento su valor mientras que el novillito sólo ajustó 33 por ciento. 

Cuando hablamos de la cría, la historia cambia ya que el resultado económico muestra una mejora. En los últimos seis meses la categoría ternero aumento en 29,5 por ciento su precio, mientras que las terneras lo hizo 27 porciento. Como contrapartida, la vaca gorda, que sólo tuvo un 10 por ciento de mejora en el precio (precio de referencia de la Sociedad Rural de Jesús María).

Ingresos y márgenes

En el norte de Córdoba, los sistemas de cría también captaron esta mejora de precios. Para la zona noroeste, que comprende los departamentos Cruz del Eje, Ischilín, Minas y el noroeste del departamento Tulumba, en los últimos seis meses los ingresos aumentaron 19 por ciento y el margen bruto mejoró 38 por ciento. Estos valores se obtienen con una carga de 0,33 vientres por hectárea (ha) y una producción de carne de 41 kilos/ha; el costo del kilo producido oscila entre los 45 y 50 pesos por hectárea. Estos indicadores son representativos de los promedios de esa zona. 

Para la zona norte, que comprende los departamentos Sobremonte, Rio Seco y centro-este de Tulumba, los ingresos mejoraron 18 por ciento y el margen bruto un 27 por ciento. 

A diferencia del noroeste, se caracteriza por presentar mayores precipitaciones con menor variación interanual, dando como resultado una mayor producción forrajera. Esto permite tener una carga de 0,5 vientres/ha. Se estima una producción de carne por hectárea de 65 kilos y el costo del kilo de carne producido es de 30 pesos en promedio para esa región. 

La mejora de los resultados económicos en los establecimientos de cría está ligado íntimamente a la mejora del precio de la invernada. Los sistemas que permiten mayor carga animal, obtienen mejores márgenes que las zonas de menor receptividad.

Impacto de los costos 

Con respecto a los costos directos, el que más impacta en el negocio es el mantenimiento de las pasturas con el control del estrato arbustivo. El año pasado representaba 70 por ciento del total de los costos directos y hoy es 56 por ciento, ya que está ligado principalmente al precio del combustible.

En relación a la suplementación, en los sistemas extensivos (conservadores) que ajustan la carga a la producción de las pasturas y sus variaciones intra e inter anuales, tiene una baja incidencia sobre el total de los costos directos: representando sólo 10 por ciento. Cuando se incrementa la carga, la cría se vuelve dependiente de los insumos y el costo de suplementación incide proporcionalmente más en los gastos directos.  

La mano de obra representa el 25 por ciento de los costos directos. Es uno de los factores claves en los establecimientos de cría y se debe trabajar en su capacitación y jerarquización, para lograr eficientizar la actividad y mejorar su rentabilidad. 

La sequía que atraviesa la zona, donde hace más de seis meses que no llueve, está provocando una merma en la producción, ya que las reservas forrajeras son insuficientes y los pronósticos no son alentadores. Pensando a corto plazo los criadores siguen esperando una suba en el precio de la vaca acorde con las demandas externas. 

En un contexto complejo, la planificación de los sistemas ganaderos es la mejor estrategia para afrontar la campaña productiva 2020-2021. 

* Ingeniero agrónomo, asesor Crea, docente de cátedra de Producción de Carne Vacuna de la FCA-UNC.

Fuente: agrovoz.lavoz

En Vivo y en Directo Jornada Ganadera del Reproductor Pampeano.

Publicado por Jose Maria Garcia Casarrota en Miércoles, 26 de agosto de 2020

Suarez Puente SRL – Campos y estancias

Consignataria Blanes SRL - Banner 900x250
Agropecuaria Argentina SRL - Banner 900x100
Miracuya - Banner 900x250
Cabaña Don Jacobo - Banner 900x250
Cabaña El Paisano - Banner 900x250

Sitio DFC contenido principal 900×100

Be the first to comment

Leave a Reply