Exportaciones y mercado interno en época de coronavirus

La revista Informe Ganadero publicó en su última edición una entrevista a Carlos Ruisech, CEO del frigorífico Gorina, donde se repasa la actualidad y las perspectivas del negocio de ganados y carnes. Además, el empresario contó cómo se adaptó la firma a los protocolos para prevenir el avance de la pandemia. Valor Carne, acerca el testimonio, de importancia ante la emergencia sanitaria.

Ahora miranos en Vivo y en Directo Remate de Reproductores de Cabaña Nirihua desde General Acha.

Publicado por Jose Maria Garcia Casarrota en Jueves, 17 de septiembre de 2020
AgroBoletin - Banner 900x250
Puerto, exportaciones, buques

Carlos Riusech es el CEO del frigorífico Gorina, en esta nota explica cuáles son los cambios que tuvieron que hacer empresas como la suya por la difusión del coronavirus, qué está pasando con las ventas de carne a China y Europa y qué perspectivas tienen ambos mercados, también qué está pasando con la venta en el mercado doméstico y qué espera de la tendencia del mercado ganadero.

¿Qué cambios generó en la operatoria diaria de las empresas la difusión del coronavirus?

La crisis sanitaria nos generó algunos inconvenientes y nos llevó a tomar determinadas medidas para que la gente se sienta contenida, para dar las mayores garantías en términos de sanidad y para que el frigorífico siga operando con la mayor normalidad posible. En las últimas semanas tenemos un nivel de ausentismo mayor que el habitual, y al mismo tiempo la conducción de la empresa decidió implementar un protocolo que contempla por ejemplo la restricción del acceso a la planta a los mayores de 60 años que son población de riesgo, al igual que quienes tienen patologías como ser diabetes, alta presión o antecedentes cardíacos, segmentamos los horarios para el uso de lugares comunes el comedor, controlamos la fiebre en el ingreso y egreso de todo el personal, incrementamos la disponibilidad de elementos de protección como barbijos y guantes, cuyo uso es habitual pero su consumo se ha multiplicado, todo ello sumado al firme compromiso y responsabilidad de nuestros trabajadores nos ha permitido contar con la cantidad de personal requerido como para seguir operando con normalidad en todos los procesos de establecimiento.

¿Y en el mercado ganadero y la exportación que cambios causó?

En primer lugar hay que destacar que todos los efectos del coronavirus la industria y la cadena los vivió desde el primer momento en que se manifestó la enfermedad. Los problemas empezaron en diciembre cuando el gobierno de China restringió los créditos a los importadores de alimentos ante la burbuja de precios y eso causó un desplome de los precios de entre 30 y 40%, situación que se vio agravada y reforzada por los efectos del coronavirus.

El punto neurálgico está ahora centrado en lo que está sucediendo en Europa: allí hay importadores que han adoptado diferentes reacciones, algunos rechazan contenedores y los ponen a disposición y otros buscan renegociar las condiciones originales de la operación.

En cuanto a la oferta de hacienda hay que recordar que por el decreto presidencial fuimos designados industria esencial perteneciente a la cadena alimenticia y en general podemos decir que estamos funcionando correctamente. Tanto la recepción de hacienda, la faena y la distribución de la carne funcionan de manera normal, también la venta de subproductos funciona en forma ordenada, tal vez la única excepción está en ciertos problemas en la entrega del cuero fresco

¿Qué pasa con la comercialización de cueros?

Tenemos entendido que la industria curtidora tiene dificultades e incluso alguna curtiembre llegó en las últimas semanas a cerrar sus operaciones a nivel mundial lo que da cuenta de un problema global que reconoce raíces anteriores al coronavirus. Sabemos lo que está pasando en el mundo con las automotrices y la venta de indumentaria deportiva, en definitiva el sistema de producción y comercialización de cueros también se encuentra con problemas, pero la semana pasada se dio un punto culmine en cuando las curtiembres no retiraron los cueros algunos días teniendo los frigoríficos que proceder a salarlos y en nuestro caso particular tuvimos que recurrir a la disposición final de los mismos. Estamos informados de que hubo intensas gestiones de las autoridades para tratar de pasar este momento que es especial para todos los sectores y entendemos que las curtiembres asumieron un compromiso y los cueros van a ser retirados en forma normal desde el miércoles próximo.

¿Qué está pasando con las ventas a Europa?

Todo depende de la situación particular de cada compañía y se pueden dar diferentes variantes, desde el rechazo liso y llano de la mercadería desconociendo los contratos celebrados , en algún caso con una desprolijidad manifiesta, ya que tal decisión fue comunicada por mail, destacando casos puntuales de otros importadores que han tenido una actitud sumamente responsable que debe ser valorada y solo solicitaron algo más de plazo para el pago en función que desconocen cuándo van a poder vender el producto, porque también en Europa se vieron afectadas las cadenas de distribución.

La Argentina vende a la Unión Europea carne de alta calidad que está destinada al canal horeca (hoteles, restaurantes y catering) que es el más afectado se vio porque la cuarentena implica el aislamiento y eso significa el deterioro ante la falta de asistencia del público a restaurantes. Este mes se da la situación particular que se está despachando además de la Cuota Hilton, la cuota 481, tratando de aprovechar la ventana de tiempo que comienza el primero de abril, recordemos que es una cuota que se extingue muy rápidamente y se rige con lo primero llegado primero servido, además el contingente total se vio reducido a partir del 2020 por la asignación de toneladas específicas para Estados Unidos.

¿Cuándo cree que se reactivan las ventas a China?

Cuando uno habla de China tenemos que recordar que el problema que generó un fuerte crecimiento de la demanda china aún no ha sido resuelto y nos estamos refiriendo a la peste porcina africana. Dicha enfermedad afectó la producción de carne de cerdos en un 30% durante el año 2019, representando un 15% de la producción mundial. A partir del mes de abril de 2020 se dispararon las exportaciones de carne bovina, aviar y porcina desde el Mercosur al gigante asiático. Dicho problema de base no se solucionó aún, por eso creemos que una vez superado el problema del coronavirus va a haber una paulatina recomposición y esperamos que para mayo las ventas a ese mercado se podrían recuperar y consolidar.

¿Europa va a tardar más que China en recuperarse?

Europa es un mercado que está mucho más maduro y estabilizado, el problema puede extenderse algunos meses más pero igual cuando hablamos de volúmenes, si bien están direccionados a un segmento específico horeca, los mismos no resultan significativos, debemos mencionar de todos modos la importancia de Europa como mercado de precios altos y carnes de alta calidad.

¿Qué se puede esperar de las exportaciones argentinas este año?

En enero de este año los embarques de carne vacuna cayeron 34% y en febrero otro 20%, pero a pesar de ese cambio de tendencia y la importante caída registrada, resulta alentador que estamos todavía por encima de lo que se exportó en los primeros dos meses del año pasado. Si bien es difícil estimar el comportamiento futuro de las exportaciones somos optimistas y estamos convencidos que si los mercados se recuperasen en los próximos meses, podríamos aspirar a acercarnos a las 830 mil toneladas equivalentes res con hueso alcanzadas el año pasado, lo que representa un gran desafío teniendo en cuenta el contexto mundial.

¿Cómo ve al consumo local de carne vacuna?

Hay diferentes aspectos a tener en cuenta a la hora de analizar el mercado local. Por un lado, hay que tener en cuenta la cuestión cuantitativa ya que como estamos en la primera fase de lo que sería el desarrollo local del coronavirus se produjo el efecto de acopio en los hogares, el efecto llenado de freezer que incrementó las ventas de ese modo, hay cadenas de supermercados que han vendido en los primeros días de la cuarentena la misma cantidad de carne que en las épocas de las fiestas navideñas. Estamos todavía en la etapa inicial de la pandemia en la cual la gente se está preparando para lo que viene.

Hay otro aspecto que tiene que ver con lo cualitativo. Vemos que existe mayor demanda de los cortes vinculados al consumo hogareño como las carnazas para milanesas y menos de los de consumo social como los cortes de uso para parrilla como el asado.

Hay un tercer aspecto y es el “temporal” que permite la aparición de cortes de calidad a bajo precio. Si bien la carne envasada al vacío puede tener vida útil de cuatro meses el consumidor argentino la prefiere fresca o con poco tiempo de madurado y por eso se produce el primer efecto de redestino de las producciones que se habían continuado y que por la caída en las exportaciones fueron destinadas al mercado interno, eso generó una suerte de sobre-oferta de bifes y lomos que se consiguen a precios convenientes. Por otra parte, hay muy buenos precios en cadenas tradicionales por otro tipo de cortes, podemos concluir que la carne está en una situación acomodada de precios relativos respecto de otros alimentos y de otros productos la canasta básica.

Teniendo en cuenta la caída en las exportaciones y los efectos de la crisis económica en el ingreso de los argentinos, ¿la tendencia del mercado es más bien bajista?

No existe un solo factor que determine o condiciones la oferta o demanda de hacienda. Hay que tener en cuenta la influencia del clima y pareciese que a pesar de que en alguna zona del país todavía están experimentando un período de seca, las lluvias de las últimas semanas mejoraron la oferta forrajera y la aptitud de los campos para retener el ganado. Podemos agregar que la incertidumbre por la evolución de la economía, las limitaciones para adquirir dólares en el mercado, constituyen estímulos para que el productor se vea tentado a alargar ciclos productivos. Por otro lado, estamos entrando en el período del año en el cual los feedlots comienzan a demandar terneros y llenarse. Todo se complementa con una demanda que se distribuye aproximadamente en un 75% para el mercado local y un 25% para el mercado de exportación y da bases muy sólidas a la producción ganadera argentina en lo estructural. En lo coyuntural vemos una demanda por vacas y categorías inferiores que se irá afirmando paulatinamente al ritmo de la recuperación de la demanda de China y una situación del novillo pesado algo más complicada y atada a la evolución de Europa.

Fuente: Informe Ganadero

Fuente: valorcarne.com.ar

En Vivo y en Directo Jornada Ganadera del Reproductor Pampeano.

Publicado por Jose Maria Garcia Casarrota en Miércoles, 26 de agosto de 2020

Suarez Puente SRL – Campos y estancias

Consignataria Blanes SRL - Banner 900x250
Agropecuaria Argentina SRL - Banner 900x100
Miracuya - Banner 900x250
Cabaña Don Jacobo - Banner 900x250
Cabaña El Paisano - Banner 900x250

Sitio DFC contenido principal 900×100

Be the first to comment

Leave a Reply