La ganadería de zonas áridas impulsa el cultivo de alfalfa

Obtener proteínas de carnes rojas requiere de la conversión de forrajes y otros derivados de la agroindustria local. La mudanza de la ganadería de la Región Pampeana cambió el sector alfalfero en San Juan.

Publicado por Jose Maria Garcia Casarrota en Jueves, 9 de julio de 2020

«Cultivamos 250 hectáreas de pasturas para ganadería y el próximo año esperamos tener unas 200 hectáreas más y en los nuevos proyectos desarrollaremos alfalfa»,  indicó el empresario José Luis González, de finca Granja San Juan (850 hectáreas) ubicada en el departamento Rawson, límite con 9 de Julio en la punta de Médano de Oro.

«Hace dos años y medio compramos esta propiedad por su cercanía al matadero y lo primero fue cultivar las alfalfas de las variedades Monarca y Salinera que se desarrollaron muy bien. Estamos muy conformes con la variedad Salinera dentro de las variedades que venimos probando», destacó el productor,  lo que acotó: «hacemos pastoreo directo y luego cortamos y terminamos los animales a corral».

Respecto del alfalfar indicó: «Todo lo trabajamos en rollos de 400 kilos y megarrollos de 500 kilos. Llegamos a obtener unos 40 rollos de 500 kilogramos por hectárea en una temporada. Unos 20 a 22 mil kilogramos de pasto por hectárea».

«En general un rollo de alfalfa tiene muy buena calidad durante dos años, ya que los cuidamos mucho a campo», dijo González y agregó: «También hacemos maíz forrajero, guardamos el grano y también la caña, son variedades de maíces especiales para aprovechar la caña y la hoja y no en la isoca, es decir la fibra, en nutrición animal».

A simple vista un animal aumenta su peso un promedio de 1 kilogramo diario en la estadía en esta finca. «Nuestro negocio es transformar pasto y el maíz en proteínas. Trabajamos ‘tranqui’ el animal. Lo ingresamos con 180 a 200 kilogramos y lo sacamos con 450 kilogramos para el mercado, en 9 meses», afirmó el empresario.

Consumo
«Hoy tenemos unos 450 animales y tenemos que llegar a los 900 animales en septiembre. Solamente para abastecer nuestros supermercados. Tenemos 3 supermercados y abrimos uno más en el lateral oeste de circunvalación en Desamparados» afirmó el empresario.

Y agregó: «Traemos los animales de la Cuenca del Salado y de San Luis y Córdoba, generando más recientemente animales de Valle Fértil y el Valle de Tulum por toda la mejora genética en la provincia. Acá nos faltan cabezas y consumimos de 100 a 120 animales por mes y necesitamos tener un plantel de 900 animales permanente para el abastecimiento. San Juan abastece sólo el 9% al 10% de su demanda en los últimos años. Tal vez ha crecido un poco en los últimos 2 años al 15% posiblemente».

Durante la gira comentó: «Hay una tendencia en el mundo a autoabastecer el consumo local para favorecer la economía en cada localidad, favoreciendo el medio ambiente y ahorrando recursos».

«La ganadería es difícil, requiere de tiempo prolongado. Si se siguen llevando adelante las políticas privadas y públicas actuales, en esta provincia en los próximos 10 años podemos llegar a generar el 30% de lo que consumimos acá».

Explicó: «Lleva un año y medio tener una vaca en condiciones de preñez y nueve meses de gestación, más un año y medio a dos para terminar el ciclo de engorde; la cría es lerda».

Para González el ciclo de la cría debería «iniciarse en las zonas aledañas a San Juan, en los valles de Calingasta, Jáchal e Iglesia y Valle Fértil, luego hacer la recría puede hacerse en cualquier campo que disponga espacio para cultivar alfalfa y maíz y finalmente el feedlot para terminar el ganado».

Finalmente comentó: «Es muy importante para la ganadería de San Juan el nuevo matadero provincial. Significará el impulso también el porcino, ovino y caprino sin lugar a dudas. Siempre y cuando se ajusten todos los esquemas de control oficial para los mercados secundarios y el ingreso de carnes de otras regiones».

Hotel
También recorrimos el establecimiento de recría Doña Marina gerenciado por Ezequiel Cusnir, donde «recibimos los animales luego del destete con unos 150 kilos de peso y los despachamos luego de la recría con más de 250 kilogramos en unos 6 a 9 meses. Por ello la alfalfa es clave, el 90% en recría y complementamos al final con hollejo de uva, tomate y otros». Tema que ampliaremos en breve.

Fuente: Suplemento Verde – Diario de Cuyo

III Jornada del ternero pampeano

¿Te perdiste nuestras III Jornadas ganaderas del ternero pampeano modo online? ¡No te preocupes! Ingresá en este link y podrás mirar todas nuestras entrevistas a nuestros cabañeros y empresas afines a la ganadería pampeana en HD.

Suarez Puente SRL – Campos y estancias

Se el primero en comentar

Deja una respuesta