La genética de Rústicos se expondrá en la vidriera de Palermo

EN VIVO:De Frente al Campo

Varias cabañas del grupo participarán del regreso de la emblemática exposición de la Sociedad Rural Argentina. “Nos presentamos con las expectativas de siempre: mostrar lo que hacemos, con la relevancia que tiene eso en la pista más importante que tiene el país y que será observada por todo el mundo”, explicó Juan García, asesor técnico del proyecto

Es cierto que el Centenario de Angus fue un evento histórico y marcó el regreso a las exposiciones grandes tras el largo parate obligado por la pandemia, pero Palermo es Palermo y para las cabañas es una pista con un magnetismo único. Son varios los integrantes de Rústicos que participarán de la muestra que tendrá las juras a partir de este miércoles con las expectativas de lograr premios, pero sobre todo con el orgullo de poder mostrar lo que hacen a todo el mundo ganadero.

“Nos presentamos con las expectativas de siempre: mostrar lo que hacemos, con la relevancia que tiene eso en la pista más importante del país y que será observada por el mundo. Y quedará plasmada la filosofía del grupo, que es criar animales que pueden ganar en una exposición y también ser muy útiles para cualquier sistema productivo”, explicó Juan García, asesor técnico del proyecto que lidera Sergio Amuchategui y que está conformado por casi 20 criadores y cabañeros de las provincias de Buenos Aires, La Pampa y Santa Fe.

Arandú, Don Abraham, La Reserva, La India, La Pastoriza y El Volcán, serán los integrantes de Rústicos que dirán presente en la muestra y que en varios casos competirán con animales que han tenido un gran suceso en su participación en la Expo del Centenario de la raza más importante del país. “Hace tres años que no se realiza Palermo, por eso esta edición ha tomado más importancia aún. Este es un evento que se vive de manera muy especial y es un orgullo que nuestro proyecto esté representado con la calidad de animales que estarán participando”, dice Amuchategui.

Tras haber logrado el Gran Campeón Hembra Colorada del Centenario, Mariano Castro volverá a poner a competir a la ternera que fue vendida en el Rústicos Premium de Tandil y hoy tiene en copropiedad con su amigo Gustavo Salvini de La Angelita. “Estamos con ocho animales, todos terneros y terneras, y además de la Gran Campeona Colorada, estamos repitiendo el tercer Mejor Ternero Intermedio del Centenario”, indica el veterinario y cabañero.

“Fue una linda medida el Centenario, porque estuvo la mayoría de los animales. Creo que estamos competitivo, después en la pista se verá”, agrega. Y más allá de la obviedad de que le gustaría volver a ganar, Castro tiene claro que “lo importante es seguir una línea y que tus animales sean reconocidos por sus características, que del ternero más chico al toro más grande muestren lo mismo. Después en la pista pueden ganar o perder, porque eso lo determina el gusto de un jurado”, completa.

El caso de La India es muy particular. La cabaña de Castelli debutará en Palermo, luego de un exitoso paso también por la pista del Centenario donde se quedó con el Reservado Gran Campeón Hembra Colorada, y su asesor es Néstor Chiaravalli, el jurado de la última edición de la Exposición Rural en 2019. “Para La India es un honor poder participar de Palermo,  y si bien la cabaña está pensada para mejorar los rodeos propios, en la medida que uno lo va logrando y también va evolucionando el rodeo de pedigree la expectativa de aparecer en las exposiciones surge”, explica.

La India participará con cinco animales: “el Reservado Gran Campeón Hembra Colorada del Centenario, y las dos terneras que fueron primer premio, un toro que fue segundo, y un ternero que no trajimos en mayo”, cuenta el Lobo.

“En lo personal, hace 40 años que vengo a Palermo con cabañas, en 2019 me tocó la enorme responsabilidad y felicidad de jurar, y este año volver para competir es muy lindo. Es una pista muy especial, muy atractiva, y se suma la oportunidad de reencontrarte con amigos y gente que hace mucho no ves”, agrega.

Las cabañas tresarroyenses Arandú y Don Abraham, ambas asesoradas por Juan García, trajeron a Palermo seis animales cada una. “Vinimos con las expectativas de siempre, que es mostrar nada menos que en Palermo lo que hace cada cabaña”, indica.

“Con el agregado de que mucha gente ya entiende que el pedigree que encuentra en una exposición es el animal comercial que puede tener en su campo. No hay que tenerle miedo a las inversiones en pedigree, porque los animales son exactamente lo mismo, muy productivos, con un frame moderado”.

A la presencia “Rústica” hay que sumarle la participación de los toros y vientres de La Pastoriza y de El Volcán, justamente un reproductor de la cabaña de Balcarce fue el último Gran Campeón Macho de Palermo, elegido en la edición de 2019 por el jurado Chiaravalli.

Esencia Rústica

Las cabañas que integran el proyecto van a estar mostrando en Palermo animales que en su gran mayoría se van a vender en el remate Rústicos Máxima Selección Genética, que se hará en el mismo predio de Palermo, el miércoles 7 de septiembre. “Eso ratifica la idea de mostrarle a productores y criadores lo que estamos haciendo. Obvio que si vienen buenos premios mejor, porque es un aliciente para todo el personal que trabaja en las cabañas”, analiza García.

Desterrada ya la grieta de animales de exposición versus animales productivos, el asesor de Rústicos explica que hoy “las muestras cumplen un poco la función de dar respaldo a los productos comerciales que la gente adquiere en los remates. El que compra en Rústicos va a ver en la pista de Palermo los mismos animales que después serán ofrecidos”.

El mismo camino recorre Mariano Castro. “Cualquiera de las terneras que presentamos puede ser una vaquillona o comportarse de la mejor manera en un rodeo comercial de cualquier criador. Eso es lo que buscamos: más allá de que sea un animal lindo y que pueda ganar un premio, el objetivo es que se puede bancar cualquier campo ganadero de la Cuenca del Salado”, explica.

“Lo importante es mostrar lo que nosotros hacemos y que estamos orgullosos de nuestros productos”, completa.

El Lobo Chiaravalli baja idéntica línea. “El objetivo no es venir a Palermo sino producir animales útiles para uso propio y después para terceros. Y si llegan premios, hay que tomarlo con mucha calma, del mismo modo que si no llegan. Una excelente exposición o un mal resultado nunca va a hacernos cambiar el programa genético adoptado por La India”.

La frase que lleva la firma de Lobo se adapta a cualquier integrante de Rústicos. Justamente por eso forman parte del mismo exitoso proyecto.