La medida del dólar diferencial no incentivará la venta de granos

En entrevista para Suena a Campo, el economista Eduardo Robinson aseguró que la medida no incentivará la liquidación de las cosechas y podría derivar en conflictos más complejos.

Luego de que el gobierno negara rotundamente la posibilidad de un dólar diferencial para el agro, el pasado martes el Banco Central lanzó un nuevo tipo de cambio para incentivar a los productores a liquidar sus cosechas de granos y de esta manera ingresen más divisas al país.

Entrevistado por Suena a Campo el licenciado en economía Eduardo Robinson explicó que: «hay una cuestión de fondo que tiene que ver con que el cambio real al que están accediendo los productores, el mismo se encuentra en el orden de los $87 (valor con retenciones incluidas). Es un desincentivo muy fuerte para el que está en la actividad. Y esto es lo que el Banco Central ha reconocido con esta medida, reconoció que el tipo de cambio está atrasado con la dinámica de los precios en el resto de la economía«.

En cuanto a la operatoria, Robinson indicó que es «bastante complicada» y que «no cayó bien al sector agropecuario«. Esto es porque, por ejemplo: «si una persona tiene soja, entra en la operatoria planteada por el Banco Central donde cobrará en pesos. Luego podrá ir a un banco a depositar el 70% a una tasa que se irá ajustando al tipo de cambio oficial. Con el 30% restante se podrá comprar el dólar solidario, que hoy ronda los $226«.

En rigor, Robinson aseguró que «claramente es una medida que no modifica demasiado el tipo de cambio real. Y hasta suena a parche. La misma no da claros incentivos para que los exportadores vendan sus cosechas«.

Además advirtió que hoy Argentina está en una situación donde ya se habla también de un dólar para pymes industriales. «Así vamos a ir entrando en la casuística y una economía no puede mirar caso por caso. Por el contrario, los incentivos deben ser generales», señaló Robinson.

¿Qué es el dólar linked o dólar link?

Consultado por el dólar link, Robinson explicó que se trata de un dólar ligado a la devaluación que vaya teniendo el tipo de cambio oficial.

Una medida que se negó rotundamente y hoy es realidad

Cabe destacar que antes de conocerse la medida desde el gobierno se había negado rotundamente la posibilidad de un dólar diferencial para el agro. «Estamos dentro de un esquema macroeconómico que no tiene mucha lógica«, expresó Robinson.

Y agregó: «el propio presidente niega un día y al día siguiente se avanza con la medida». A su vez, aseguró que los $20.000 millones, a los que se había referido Fernández cuando acusó de especuladores a los productores agropecuarios, en realidad según cálculos del propio Banco Central no estarían superando los $2500 millones.

«Hoy la sequía de dólares en Argentina es muy grande. Existen fuertes restricciones a la importación que están complicando al sector productivo. Y este tipo de medidas son de «ahogado» para intentar contener la situación y que no se agrave«, dijo Robinson.

Por el contrario, «lo que se espera es una orientación macroeconómica que tenga verdaderos incentivos para exportar e importar. Y así haya más fluidez en la operatoria del comercio internacional«, finalizó.

Suena a Campo

Fuente: suenaacampo