La mirada joven que ingresa a la producción: quieren modernizar la capacitación y sumar herramientas de comunicación

A medida que nuevos jóvenes ingresan a la producción agropecuaria, las visiones sobre cuáles son las necesidades del sector se multiplican. Agrofy News entrevistó a dos mujeres de menos de 30 años que buscan transformar la relación con el campo con dos estrategias diferentes.

La flamante presidenta de la rama de jóvenes de ACA (Asociación de Cooperativas Argentinas) Lucía Nicolino (28) , desde una posición dirigencial, espera modernizar al sector desde la mirada joven y fomentar la gestión cooperativa, mientras que Daniela Ríos (26), de JornaderosAgro, quiere aportar nuevas herramientas que ayuden a construir una nueva visión sobre el agro.

“Queremos apostar a la capacitación técnica hecha por y para nosotros”

Lucía Nicolino tiene 28 años, es ingeniera agrónoma, vive en Río Cuarto, Córdoba, y viene de una familia tradicionalmente cooperativista. El martes pasado fue electa presidenta de ACA Jóvenes y tiene en claro la impronta que quiere darle a su gestión: promover el cooperativismo, tener una presencia más federal y seguir organizando capacitaciones desde y para la juventud productora.

Comenzó a militar a los 15 años, hace tres que participa del Consejo Central y el último año ocupó el cargo de vicepresidenta de la entidad. “Cuando empecé la universidad podría haber elegido irme y no dedicarle tiempo, pero cada vez me fue atrapando más el cooperativismo. Lo que me gusta de ACA Jóvenes es la autonomía, porque tenemos para gestionar nuestras propias demandas. De jóvenes y para jóvenes”, define.

La ejecutiva quiere continuar con el legado de sus antecesores en el cargo. “Quiero seguir modernizando el sector agropecuario desde la mirada joven, que es algo en lo que viene trabajando ACA Jóvenes desde hace años. Tenemos una planificación estratégica con varias varias perspectivas y las más fuertes son las demandas de la juventud”, explica.

Lucía pondera el Congreso Técnico ACA+, en el que este año participaron 800 jóvenes. “Nosotros llevamos esa propuesta y todo se llevó a cabo por nosotros. Es nuestro valor más importante y queremos mantener esa agenda. El año próximo vamos a repetir ese congreso, porque queremos apostar a la capacitación técnica hecha por y para nosotros”, sostiene.

Otra de las “patas” en las que quiere trabajar la “agenda de tipo dirigencial para promover la gestión cooperativa”, que es más interna.

Además, buscará promover el desarrollo de las regionales. “Hoy ACA Jóvenes tiene 40 grupos que no están distribuidos equitativamente, así que gran parte de la energía estará en repartir zonalmente. Queremos seguir profesionalizando las bases y reforzar la presencia en algunas zonas”, indica.

Respecto de la posición de las mujeres en la asociación, Lucía es clara: “Si bien ya hubo presidentas mujeres, creo que en los últimos años hay una diferencia importante. Por ejemplo, hace cinco años ACA Jóvenes elegía a la reina del campo. Era una locura, pero los paradigmas y pensamientos que había así lo permitían. Hoy el pensamiento de la organización es distinto”.

Además, agrega que de los cinco lugares que hay en la Mesa Directiva, en cuatro son mujeres.  “En la ocupación de cargos vemos que hay un alto compromiso de las mujeres en el cooperativismo agrario”, aclara y agrega que en el Consejo Central, el 69% está ocupado por mujeres. “Siendo que nuestras bases son 65% hombres, no hizo falta cupo para dar vuelta la participación”, expresa

Sobre el trabajo para darle visibilidad al género femenino, Lucía observa: “No creo en trabajar específicamente sobre el rol de la mujer en el cooperativismo rural, porque creo que eso nos termina alejando más. Trabajar en conjunto nos va a diversificar y aumenta la capacidad de las comisiones”.

“Un espacio donde el agro pueda adquirir una notoriedad positiva en los jóvenes de la ciudad”

Daniela Ríos es licenciada en Gestión y Producción Agropecuaria y tiene como objetivo poder acercar información a los jóvenes citadinos que tiene inquietudes sobre la industria agropecuaria. A través de la cuenta de Instagram @raicesdelfuturoarg, que aún está en desarrollo, espera brindar herramientas para que la juventud tenga una visión integral que incluya una mirada desde el medio ambiente.

A pesar de ser porteña, Daniela siempre estuvo en contacto con el agro, ya que su familia vive en el interior y sus parientes son trabajadores rurales. A mitad de su carrera universitaria decidió sumarse a JornaderosAgro, porque sentía que le faltaba “contacto” con el campo.

Muchas veces, en charlas con amigas, surgían debates sobre el rol de la producción agropecuaria en el medio ambiente y Daniela advertía que había mucho trabajo por delante en materia comunicacional. Por eso, hace unos meses decidió participar de un taller de comunicación para jóvenes de la agroindustria, organizado por el programa Escuelas Vinculadas. El objetivo era capacitar en formas de comunicar para mejorar el concepto que la gente tiene del campo. “Siempre me generó curiosidad el problema de la comunicación con el sector ambiental”, resume.

Cuando la capacitación terminó, les propusieron a los participantes confeccionar un proyecto sobre lo que habíamos aprendido y competir por un subsidio para llevar adelante la idea. Junto a seis compañeros más armó el proyecto “Raíces del futuro”, que resultó ganador. “Nuestro objetivo es originar un espacio donde el agro pueda adquirir una notoriedad positiva en los jóvenes de la ciudad”, sintetiza.

“A la ciudad no llega mucha información sobre el campo y cuesta entender qué pasa allá y cómo vive la gente del agro. Por eso queremos acercar esa información, validándola con profesionales de cada sector y generando un consenso con el sector ambiental”, adelanta.

A su vez, para tener una visión enriquecedora, sumaron a una estudiante de Gestión Ambiental. “Queremos generar sinergia dentro de los sectores y que se deje de ser ese factor enfrentado para ser integrados. Buscamos acercar información objetiva sobre los temas que generan preocupación a los jóvenes de la ciudad, despejar dudas y derribar mitos”.

Por el momento, están “poniendo a punto” las redes de comunicación, generando contenido para subir a Instagram y armando videos con temas que generan “controversia”, como la ley de humedales, los incendios o los agroquímicos. “Es un desafío muy grande el que estamos emprendiendo, pero le estamos poniendo todo”, afirma.

El equipo busca ser “apartidarios y objetivos”. “Queremos un mensaje que incluya a todos, donde se pueda opinar y que una idea política o un partido no influya en esa información”, completa.

Fuente: news.agrofy.com.ar

Deja una respuesta