Lopetegui rechaza las presiones del campo y mantiene el freno a la baja de retenciones

Con Etchevehere abrieron un periodo de 10 días de "revisión" de la medida. Duras críticas del mercado.

Esta semana se realizó en la Casa Rosada una reunión en la que se analizó el impacto que tendrá en el mercado la suspensión por seis meses de la baja de medio punto porcentual mensual sobre las retenciones a la harina y el aceite de soja.

En el encuentro estuvieron presentes el coordinador del equipo económico del Gabinete Gustavo Lopetegui; el ministro de Agroindustria Luis Miguel Etchevehere; y los máximos directivos de las principales empresas agroexportadoras.

La reunión fue pedida con carácter de urgencia por los empresarios en función de que el decreto oficial empieza a regir en septiembre próximo y de esta manera se congelará en un 23% los derechos de exportación a los subproductos de la soja.

Según pudo averiguar LPO con diversas fuentes, el Gobierno se comprometió a abrir un período de diez días para analizar el estado de situación. Transcurrida dicha ventana de revisión, se decidirá dar de baja la medida o continuar con la misma.

Los funcionarios relativizaron el impacto de la medida. Etchevehere dijo que el diferencial de retenciones entre el poroto con el aceite y la harina de soja «operó como un subsidio durante casi 30 años del productor a la industria».

El campo advierte que por el decreto de Macri caerán las exportaciones y se podrían perder mercados

Otro tema que buscaron instalar los funcionarios fue la devaluación de más de un 50% en lo que va del año que beneficia a la exportación. «El aumento del dólar compensa cualquier perjuicio que se pueda generar», repiten en el oficialismo.

Los empresarios, en tanto, hicieron hincapié en que la suspensión de la baja de retenciones a la harina y el aceite de soja va en contra del agregado de valor y de las exportaciones dado que sienta un precedente negativo para las empresas.

Además advirtieron que la medida generará una baja de 10 dólares por tonelada en el precio a los productores. También alertaron que se frenarán inversiones por u$s 1.700 millones que se vienen ejecutando en los últimos años.

«Esto provocará el cierre de algunas plantas industriales, pérdida de empleos, de mercados y concentración en menos empresas pero más grandes», insistieron los agroexprotadores en la reunión con Lopetegui y Etchevehere.

Sin embargo, los cálculos realizados por los técnicos del Ministerio de Hacienda indican que el freno a la baja de retenciones generará una recaudación adicional de $ 1.500 y 12.000 millones en lo que queda de 2018 y 2019 respectivamente.

Estas estimaciones fueron desmentidas por los agroexportadores: «La medida que se quiere imponer no sólo no provocará un aumento en la recaudación fiscal, sino que caerá determinando un menor ingreso de divisas», apuntaron.

La Argentina es líder mundial en exportación de subproductos de soja. El año pasado el sector concretó ventas al exterior de harina de soja por un total de u$s 9.082 millones; de aceite por u$s 3.726 millones; y de poroto por u$s 2.732 millones.

En el recinto de la Bolsa de Comercio de Rosario (BCR) la soja con entrega inmediata se negoció este viernes a $ 7.700 por tonelada, mientras que en el Rofex el contrato a noviembre de 2018 cotizó a u$s 271 por tonelada.

Estos precios en el mercado local se dan en un contexto de expectativa mundial por la confirmación de una misión de funcionarios chinos a Estados Unidos en el marco de la «Guerra Comercial» (en Chicago la oleaginosa cotiza a u$s 310 por tonelada).

Los operadores, además, están expectantes por lo que podría ser una cosecha récord en Estados Unidos que haría derrumbar los precios y por los subsidios que está estudiando la administración de Trump a los productores para compensar la disputa con China.

En tanto, debido a la sequía, en los primeros siete meses del presente año la importación argentina de poroto soja fue de 3,3 millones de toneladas, una cifra 151% más que en igual periodo del año pasado, según datos del Indec.

La mayor parte de las compras argentinas se hicieron en Paraguay con un total de casi 3 millones de toneladas, mientras que apenas unas 362 mil toneladas (un 10% del poroto de soja importado por nuestro país) provinieron de Estados Unidos.

«Se agravará el déficit»

El presidente de la Bolsa de Comercio de Rosario (BCR), Alberto Padoán, también se refirió a la interrupción por seis meses del programa de reducción de retenciones a las exportaciones para aceites, harinas y derivados del poroto de soja.

«Esta medida fiscal causa gran preocupación porque no contempla aspectos básicos del proceso de ventas al exterior de granos y productos agroindustriales, que representan, aproximadamente, un tercio del total de las exportaciones argentinas», advirtió Padoán.

«El castigo al principal complejo exportador de la economía no sólo no beneficiará a nadie, sino que agravará el déficit comercial, limitará la principal fuente de obtención de divisas y potenciará la vulnerabilidad de la macroeconomía argentina», agregó.

En el acto por el 134° aniversario de la BCR, el titular de la entidad dijo además que «la industria de biodiesel viene soportando la pérdida de todos sus mercados externos por la injusta aplicación de aranceles y prácticas proteccionistas».

Según estimaciones de la BCR, en el próximo ciclo se podría superar las 130 millones de toneladas de producción, lo que implicaría un incremento del 30% y un ingreso de divisas por exportación de más de 25.000 millones de dólares.

Fuente: La Política OnLine