Mejoraron los márgenes en el último trimestre

Según un informe del Ministerio de Agricultura, la cría se destacó gracias al alza del 13% en el precio del ternero, dejando en positivo todos modelos, incluso los menos productivos. El ciclo completo aún tiene pendiente la suba del gordo mientras en la invernada los planteos más intensivos logran menores resultados.

De acuerdo a los datos del Informe Trimestral de Resultados Económicos Ganaderos de diciembre, de la Dirección de Estudios Económicos del Ministerio de Agricultura, los modelos productivos predominantes en el país mostraron avances en el último trimestre, con matices según la actividad.

En cuanto al panorama general del mercado, el trabajo indica que la oferta de hacienda y la faena continúan muy altas, con “más novillos y vaquillonas y menos machos livianos, demostrando el buen momento de la recría y las dificultades del feedlot”.

En tanto, las exportaciones “siguen en niveles récord (33% de la faena) y con rentabilidades que permitirían absorber el aumento de los derechos de exportaciones (llevados a 9% a principios de diciembre) y la caída de los precios que paga China”.

Los márgenes

Con los números cerrados a noviembre, en el caso de la cría, los resultados continúan recomponiéndose por el aumento del 13% para el ternero de invernada en un mes y costos que subieron en menor medida.

Según el estudio, el ternero aumentó por “el adelanto de compras por parte de los recriadores, la estacionalidad y la dificultad para comprar dólares”.

“De este modo, todos los modelos, incluso los menos productivos, presentan números positivos”, sostiene. 

Esta mejora del ternero alcanzó para incrementar los resultados del ciclo completo, aunque el precio del gordo aumentó bastante menos: “entre 8 y 9% respecto al mes anterior”, señala. En ese sentido, estima que “los que compraron esperan vender gordo con mejores precios (ya en diciembre se registraron aumentos de más del 10%)”.

Por su parte, los modelos de invernada no se comportaron todos de igual manera. Una relación compra-venta (en 1,20) no muy favorable y el aumento del precio del maíz, afectaron a los sistemas más intensivos, al tiempo que los que engordan a pasto tuvieron mejoras respecto al trimestre anterior.

Esta afirmación se ve claramente en el modelo pampeano de alta producción, cuyo margen es menor al de agosto pasado.

Dificultades a corral

Por su parte, el feedlot quedó en una situación crítica debido a que la combinación de maíz y ternero más caros continúa deteriorando los resultados.

“No sorprende entonces que la ocupación de los corrales esté por debajo de los números del año pasado. Si bien debe tenerse en cuenta que, en esta época del año el precio de la reposición se incrementa por estacionalidad e influye negativamente sobre el margen, pareciera que sin recría u otro tipo de integración el engorde puro a corral no tiene buen futuro”, afirmaron los técnicos.

Pensando hacia adelante, para los especialistas del Ministerio, “resta esperar un abaratamiento de los granos debido al aumento de retenciones como único factor que puede jugar a favor de esta actividad”.

La clave climática

Finalmente, el trabajo se refiere a la incertidumbre climática. “Nos encontramos dentro de un período seco, con una primavera que tuvo escasas precipitaciones y un diciembre que está resultando complicado para completar las siembras. A partir de enero, la situación hídrica comenzaría lentamente a mejorar”, finalizó.

Fuente: valorcarne

Se el primero en comentar

Deja una respuesta