EN VIVO:De Frente al Campo

Comenzando el mes de Noviembre es importante saber que ya es  tarde para empezar con las hortalizas típicas de la temporada primavera-verano, como son los tomates, berenjenas y morrones.  Si bien van a crecer y desarrollarse sin problemas,  el rendimiento final será menor al esperado porque cuando estén en plena producción de frutos comenzará el frío.

A pesar que estos cultivos no serán los elegidos, si se pueden aprovechar estos meses con cultivos de rápido crecimiento, los cuales nos permitirán cosecharlos antes de que termine la temporada,  para luego  hacer lugar y preparar  la siembra de otoño.

Entre ellos están:

Lechuga: En general, a los dos o tres meses de haber sido sembrada ya podemos cosecharla hoja por hoja, a medida que va creciendo o toda la planta.

Rúcula: crece en cualquier momento del año, siendo su ciclo muy corto, de 30 a 60 días.  Tiene una excelente capacidad de rebrote, con lo cual es posible cosechar de raíz o por cortes sobre la base del tallo. Es importante tener en cuenta que, al igual que la achicoria, a medida que realizamos cortes a las hojas, los rebrotes pueden resultar más duros o fuertes de gusto, por lo que, considerando la rapidez de su crecimiento, recomendamos cosechar de raíz y volver a sembrar.

Zapallo: La cosecha se lleva a cabo a los 3 – 5 meses de la siembra.

Zapallito: Cuando el fruto inmaduro toma un color verde-claro, es el momento de cosecharlos, aproximadamente a los 50- 60 días y alcanzan unos 5-10 cm de diámetro.

Melón: Según la variedad, el momento de cosecha es entre los 90 -100 días. También puede determinarse por otros aspectos del fruto, por ejemplo: la variedad “Rocío de miel” cambia de color blanco al amarillento en la zona que el fruto toca el suelo, al tocar la corteza con la mano, tiene aspecto grasoso cuando está maduro.

Sandía: El comienzo de cosecha se da aproximadamente entre los 90 y 100 días de la siembra según la variedad (45 a 50 días de la floración). Nos damos cuenta que está madura porque al golpear el fruto con los nudillos suena sordo y se secan los zarcillos.

Maíz: Se siembra a 30 cm entre plantas. Se recomienda realizar siembras escalonadas cada 15-20 días para prolongar el período de cosecha hasta marzo – abril.

Batata: Trasplante de plantines, a 35 cm entre plantas.

Como regla general la profundidad de siembra es 2-3 veces el tamaño de la semilla.

Aunque para los zapallos, zapallitos, melón y sandía, es relevante considerar que el marco de plantación varía entre 1 y 1,5 metro de distancia entre plantas.

Es fundamental armar una planificación de cultivos, para aprovechar al máximo el espacio y el tiempo en nuestra huerta. Conociendo cuáles son las mejores opciones para cada época del año, podemos llevar adelante una siembra y cosecha organizada que nos permita obtener cosechas abundantes durante todo el año.

Para más información:

  • Agencia de Extensión Rural INTA General Acha
  • Dirección: Avellaneda N° 530
  • Teléfono: (02952) 432 233

Fuente: inta.gob.ar