Recorrida por las megatérmicas en INTA Anguil

EN VIVO:De Frente al Campo

La jornada se realizó en la Estación Experimental Agropecuaria (EEA )Anguil y estuvo destinada a alumnos, técnicos de ambas instituciones y productores de la zona.

Se recorrieron puntos estratégicos del campo de produccion de la EEA INTA Anguil que cuenta con más de 800 ha de “Pasto Llorón” y “Mijo Perenne”, además de ensayos de experimentación del grupo de investigación.

En la Parada 1, se recorrió un lote de “Pasto Llorón” de más de 50 años, utilizado principalmente por el rodeo de cría. Suelo de textura arenosa con más de 80% de arena y topografía muy quebrada. Si bien el cultivo cuenta con un buen stand de plantas, sufre problemas de degradación con indicadores como suelo desnudo, distinto tipo de malezas y el avance del “empajamiento“ (Stipa trichotoma) o especies invernales nativas del tipo “Poa o “Unquillo” (Poa ligularis).

Se discutieron alternativas de renovación:

– Con discos. Posiblemente el arado rastra o “rastrón” que dividiría matas pero dejaría suficiente cobertura en este tipo de suelo frágil, comparado a la acción de una rastra doble acción.

– Combinación del trabajo mecánico con aplicación de herbicidas totales en invierno. Donde las especies invernales están fisiológicamente activas mientras que el pasto llorón se encuentra en descanso invernal.

– Un trabajo vertical con cincel, que es menos agresivo para el cultivo, aunque no es de esperarse problemas de compactación en este tipo de suelos.

– Posibles intersiembras con leguminosas del tipo “Trébol de Olor” o “Vicia”

– Rollos cortadores utilizados en agricultura para trabajar rastrojos abundantes. 

En la Parada 2 se visitó un lote de “Panicum”, “Mijo perenne” o “Kleingrass” (Panicum coloratum), con algo más de 20 años de establecido.

Debido a pastoreos intensos y dificultades de manejo, este cultivo también ha perdido stand de plantas, con el avance de otras especias como “Poa”, “Pajas”, “Pasto Llorón”. Es necesario generar estrategias de renovación si se quiere mantener su aptitud productiva. En su etapa de plena productividad, en los bajos se llegaron a medir unas 7 tn MS/ha y las lomas hasta 3 tn MS/ha. En 40 ha. se condujo por muchos años una unidad demostrativa con un rodeo de cría. Se pastoreaban por 6 meses y en forma alternativa “Panicum” (abril-septiembre) y 6 meses en “Pasto Llorón” (octubre-marzo).

Este cultivo es menos productivo y agresivo que “Pasto Llorón”, pero su forraje tiene mayor calidad, que la mantiene en su uso como diferido.

Son suelos de textura más francos que en la parada anterior y con mayor compactación es posible pensar en una labor profunda de cincel. Con menos experiencia en renovación para este cultivo y a mayor incertidumbre sobre los efectos mecánicos, posiblemente sea aconsejable intersembrar con 1 a 2 kg /ha de semilla de “Panicum”, aun cuando es muy posible que en tantos años de establecido exista un considerable banco de semillas disponible. Igualmente es necesario mejorar su manejo e incluso evitar el uso del lote por largo períodos, sobre todo durante su estación de crecimiento.

La Parada 3 consistió en un lote de “Pasto Llorón” cuyo material de crecimiento acumulado de la estación 2018-2019 fue quemado a fines de Agosto de 2019. Aun con la sequía extrema que está atravesando esta región, cuenta con un rebrote de 15-20 cm. El lote está limpio y relativamente homogéneo, aunque se destaca la presencia cada vez mayor de plantas de llorón pertenecientes a la variedad Robusta-Azul, posiblemente del cultivar “Don Pablo” cuya característica es lo escasamente palatable para la hacienda cuando avanza su estado reproductivo. Por esta condición, se generan grandes matas y abundante producción de semilla, que lo hace aún más agresivo en su propagación.

La Parada 4 fue sobre el primer “Pasto Llorón” sembrado en la EEA Anguil, con más de 55 años de establecido y perteneciente al cultivar “Tanganyka”. Su destino principal ha sido la producción de semilla por lo que no ha sufrido los efectos del animal. Eventualmente recibe una fertilización de 100 kg de UREA/ha y se cosecha, previo hilerado, hacia principios de Diciembre. Aun con la sequía reinante, disponía de un rebrote de 30-40 cm y una excelente condición.

Finalmente la Jornada finalizó en el predio donde se encuentran los ensayos de distintas especies forrajeras perennes que se conducen en la Estación Experimental. Específicamente, en el ensayo de especies megatérmicas, fue posible analizar las características de unas 15 especies entre las que se encotraban:  “Pasto Llorón” de la var. robusta-azul, con la participación de los cultivares “Don Pablo y “Don Carlos”; de la var. curvula, con cultivares como: “Tanganyka”, “Don Arturo”, “Morpa”, “Don Eduardo” y “Ermelo”; de la var. Pilosa, los cultivares “Don Juan” y “Don Walter”. Respecto a este último, el objetivo de la EEA Anguil es caracterizarlo, describirlo para finalmente poder inscribirlo oficialmente como nuevo cultivar. En este grupo también participa en el ensayo el cultivar “Abgal” que resulta una selección de “Ermelo”. También, está en evaluación el “Hibrido de Voight” que tendría mejores características para el engorde de animales. Completan los tratamientos, “Panicum” “Digitaria” (Digitaria eriantha), Eragrostis superba, “Tetrachne” (Tetrachne dregei) y la nativa “plumerito” (Trichloris crinita). 

La presente estación de crecimiento atraviesa una sequía sin precedentes lo que resulta una buena oportunidad para comparar el comportamiento de los materiales frente a esta adversidad.

Se discutió además, sobre las dificultades de cosechar y manipular la semilla de estas forrajeras y cómo este factor dificulta su expansión al gran cultivo. Su escasa disponibilidad comercial y las precauciones sobre la semilla pelleteada, la cual aumenta su peso entre un 30 hasta un 50%.

Para más información:

  • Grupo de Manejo, evaluación y mejoramiento de forrajeras y pastizales
  • Tel 02954 495057 interno 462

Fuente: inta.gob.ar