Uruguay: ¿Por qué las vacas comen piedras?

EN VIVO:De Frente al Campo

Esta conducta anormal, es un mecanismo que tienen los bovinos de “intentar” compensar una deficiencia de minerales por la cual están atravesando.

En nuestro país, estas carencias que tienen como manifestación clínica este comportamiento, generalmente se deben a deficiencias de macrominerales, y dentro de estos, la carencia de Fósforo y Sodio (Sal común) son las más comunes.

Para llevarlo a números, una vaca de cría en lactación tiene requerimientos del orden de los 16 a 18 gramos de Fósforo por día, mientras que de Sodio necesita de 8 a 10 gramos por día (20 – 25 gramos de SAL COMÚN). En muchas zonas del territorio nacional las pasturas de primavera cubren en el entorno al 50% – 70% de estos requerimientos, por lo tanto en estas situaciones, donde la pastura esta desbalanceada (mucha energía y proteína) la suplementación mineral tiene un impacto importante en los sistemas productivos.

Para tener un buen retorno sobre la inversión de la suplementación mineral es importante asesorase con profesionales con experiencia en nutrición de rumiantes, capaces de recomendar a los productores sobre qué formulación usar, Cuánto suministrar, En qué categoría y en qué época del año debo suplementar minerales.

Por: Sebastián Frade – Equipo técnico de Agrifirm Uruguay – Publicado en el portal ForoRural ( www.fororural.com )

Fuente: todoagro.com.ar