Advierten que la cadena cárnica deberá absorber la suba de precios de los animales en pie

EN VIVO:De Frente al Campo

Desde Rosgan señalaron que los valores récords van a disminuir, pero la tendencia seguirá en alza; preocupación porque el consumidor no puede convalidar el precio

El Mercado de Liniers y de Cañuelas registró valores récords en la hacienda para el mercado interno. Ante este escenario, desde Rosgan señalaron que las subas son transitorias y se espera que en las próximas jornadas se vea un descenso en las cotizaciones.

Sin embargo, dan por descontado que esa baja no será al mismo nivel previo a este aumento récord. El sector atraviesa una escasez de hacienda y se suman las expectativas inflacionarias como argumentos.

“La demanda parece no tener el oxígeno suficiente como para asimilar nuevos ajustes de precios. Ni las carnicerías ni los mostradores tienen margen para hacerlo y menos aún la exportación que, a pesar de los muy buenos valores que siguen pagando los mercados externos, las limitaciones para crecer en volumen producto de las trabas vigentes tornan a las grandes estructuras industriales excesivamente pesadas de sostener”, señalaron desde Rosgan.

Al mismo tiempo, explicaron que este escenario implica que, toda suba de precios que el consumidor no logra asimilar debe ser absorbida dentro de la cadena, deteriorando sistemáticamente los márgenes del negocio. “Una cadena que viene golpeada por una menor disponibilidad de hacienda para operar y hacer frente a los crecientes costos de estructura”, comentaron.

El informe manifestó que el contexto que vive el sector golpea directamente al engorde que no logra aumentar su nivel de encierre. “De acuerdo a los datos informados por la Cámara de Feedlots a inicios de abril, los corrales siguen trabajando por debajo de su capacidad de encierre puesto que no hay ganado suficiente y, para sostenerse medianamente en el negocio, deben pagar valores por el ternero que luego no le es posible recuperar”, remarcaron desde Rosgan.

En este sentido, el ingreso de la hacienda a los corrales se pospone y, a su vez, acota su permanencia a una ligera terminación, lo que reduce notablemente el margen de intervención del feedlots. “El criador, especialmente aquel que se extiende hacia una recría más larga de esos terneros, es actualmente el eslabón más fuerte de la cadena que, indefectiblemente, termina presionando sobre el resto de los engranajes donde las subas de precio resultan más difíciles de trasladar”, concluyeron.

Fuente: news.agrofy.com.ar