“Apostar a más”: así vive un ganadero uruguayo el cepo cárnico que decretó la Argentina

EN VIVO:De Frente al Campo

Elbio Rivero tiene 600 vientres en el departamento de Maldonado y se solidariza con sus pares argentinos: «Son medidas cortoplacistas»

Sin dudas la ganadería uruguaya está viviendo un momento muy positivo que se opone a lo que sucede en la Argentina, donde el gobierno nacional extendió el cepo cárnico (cupo del 50% y prohibición de cortes). Si bien del otro lado del charco supieron aprovechar la retirada argentina, en verdad están explotando la alta demanda mundial de carne. Agrofy News habló con un productor uruguayo para conocer cómo viven la oportunidad y con un experto ganadero para entender el contexto internacional.

Elbio Rivero, productor ganadero en Uruguay

“Esos nichos que deja vacíos la Argentina, alguien los tiene que ocupar. A China le estamos exportando más del 60% de la carne. Tenemos faenas récord con valores récord de tonelada registradas en agosto”, sostiene Elbio Rivero. El productor tiene desde 1990, un establecimiento familiar ganadero de 1500 hectáreas y 600 vientres en el departamento de Maldonado, donde cría y vende vacas gordas para frigoríficos y terneros para invernadores o corrales.

El ingeniero agrónomo advierte: “Más allá del evento coyuntural de la Argentina, que lo estamos aprovechando, la oportunidad es estructural. En cierta medida Uruguay mira más lejos”. A su vez, remarca que en el país vecino están beneficiándose del crecimiento de la demanda y los buenos precios internacionales. Siguiendo esa línea, destaca el anuncio que hizo el presidente Luis Lacalle Pou sobre el avance de la negociación para firmar un Tratado de Libre Comercio con China. “Se está mirando a largo plazo”, considera.

Asimismo, Rivero adelanta que cuando hay demanda y auge de precios, los productores suelen “apostar a más” con mejoras en genética, pasturas, manejo e infraestructura. Incluso, detalla que en su establecimiento mejoraron el área de pasturas en un 10%, en tanto que están proyectando otros desembolsos más. “Cuando uno tiene buenos precios, los trata de aprovechar reinvirtiendo en el sector”.

Por otro lado, el productor se solidariza con sus pares argentinos. “Este tipo de medidas (las del gobierno argentino) tiene un claro tinte político, son cortoplacistas, desestimulan la inversión y producción y a la larga traen menos oferta ganadera, además de que el precio subirá”.

A pesar de las buenas expectativas, advierte que la zona este de Uruguay viene de “unos años complicados de seca”. Si bien informa que en las últimas semanas “ha llovido bien”, se anuncia que este verano se producirá el fenómeno de la Niña. “Vamos a ver qué pasa. La parte climática nos ha jugado una mala pasada en estos dos últimos años”, se lamenta.

No es tanto la salida de la Argentina, sino la demanda china

“China no tiene límites para comprar. No es como en el pasado, que el mercado estaba justo en términos de oferta y demanda”, explica el consultor ganadero Víctor Tonelli, quien aclara que lo que el cepo a la carne implementada por el gobierno argentino tiene efecto en Uruguay, pero no es central. “A los productores uruguayos les iba a ir bien aunque la Argentina siguiera”, expresa y añade: “El país dejó de exportar a China entre 15 y 20 toneladas equivalente res con hueso por mes. Ese número en el mercado global, y con la apetencia de China, no es determinante”.

Tonelli advierte que la “salida” del país no abre la posibilidad de nuevos competidores, sino que estos existen gracias a la alta demanda del gigante asiático. “No es que la Argentina hace que a Uruguay le vaya bien en el mercado mundial, porque la diferencia no la está haciendo la Argentina, sino China”. En este sentido, considera que el país no “mueve tanto la aguja”, sino que se está viviendo una “demanda hiperpotenciada de China”.

El especialista también subraya la importancia del Tratado de Libre Comercio en el que está trabajando el país vecino. “Es un salto cualitativo extraordinario que les permitirá convertirse en Australia o Nueva Zelanda en los próximos años, cuando consoliden esto. En Uruguay han hecho las cosas bien y son confiables. Tienen trazabilidad del campo hasta el consumidor”. Además, compara: “Es lo que pasa con Chile, que tiene carne cara, pero ellos pueden ingresar a los mercados gracias a los tratados de libre comercio”.

Para completar su análisis, reflexiona: “En cambio, nosotros nos cerramos cada vez más al mundo, en lugar de mirar que están todos enlazados o con acuerdos especiales de bajas de aranceles. Es un horror lo que estamos haciendo y no hay reacción. No se está sintiendo que el sector de empresarios se queje en la magnitud que amerita un desacierto de este tipo. Nos vamos a quedar solos”.

Fuente: news.agrofy.com.ar