Cómo son los «hoteles para vacas» de Uruguay: la innovadora experiencia para la rehabilitación de animales

Ante la sequía y los incendios que afectaron al departamento uruguayo de Paysandú, productores crearon un “hotel para vacas”, con el fin asegurar la crianza de terneros

Ante la sequía y los incendios que aafectaron al departamento uruguayo de Paysandú, productores ganaderos de la localidad de Guichón crearon un “hotel para vacas”. Con esta innovadora iniciativa buscan dar refugio a los animales y alimentar a los terneros. 

La idea surgió a raíz de falta de lluvias y los incendios que sufrió esta región de Uruguay durante el invierno y la primavera del año pasado. Estas condiciones afectaron severamente la producción de pasturas y, por lo tanto, comprometieron la alimentación de las vacas que debían amamantar a sus terneros, nacidos –mayoritariamente- entre septiembre y noviembre. 

Según consignó el periodista Javier Lyonett en el medio “Diálogo Chino”, para proteger al ganado de esta situación la Liga del Trabajo, la principal institución social de Guichón, ofreció sus instalaciones para albergar terneros. 

Así, más de 20 productores de la región trasladaron a sus animales hasta este “hotel”: mientras que algunos ingresaron cerca de 100 terneros, otros aportaron sólo 5. Sin embargo, de los 1.065 terneros anotados, sólo ingresaron 862, de razas Hereford, Angus negros y colorados, Braford y cruza. Este descenso en los números se debió a que algunos animales no llegaron por haber dado positivo a brucelosis y otros porque pudieron quedarse en sus campos gracias a las lluvias registradas en las últimas semanas del año pasado. 

Muchos terneros llegan desnutridos, por haber sido separados de sus madres o por la incapacidad de las vacas de alimentarlos suficientemente. Aquí se los desteta prematuramente y se los alimenta a base de cereales para que recuperen la masa corporal. (Imagen: Pablo Bielli / Diálogo Chino)

Nacimiento del “hotel para vacas”

El portal Diálogo Chino explica que, actualmente, más de 800 terneros –unos 60 Braford y Angus colorados- se recuperan en las instalaciones de la Liga del Trabajo, la cual dispone de varios potreros, bretes, mangas para vacunación, cepos, baño de animales, galpones, un amplio ruedo central para jineteadas y otro para remates.

Sin embargo, para construir este albergue de animales fue necesario instalar tres comedores, con capacidad de cargar hasta 400 kilos de ración. Asimismo, se colocaron bebederos y se realizaron obras para garantizar el suministro de agua y sombra. 

Por otro lado, el gobierno de Uruguay asignó un presupuesto de 59 dólares por ternero, estableciendo un lapso de 100 días para su crianza. Así, se prevé que para el 30 de mayo los animales ya deberían haber engordado unos 70 kilos. Por su parte, los productores aportan 25 dólares por animal. 

John Cáceres, Segundo Pereyra, Lorenzo Panizza y Joaquin Henderson, estudiantes de una escuela agraria local, cargan granos en los comederos. En el hotel se llega a consumir hasta 3.000 kg de pienso a la semana. (Imagen: Pablo Bielli / Diálogo Chino)

En relación a la crianza del ternero, el presidente de la Liga del Trabajo, Nelson Moncalvo, explicó que lo que primero que se hace es enseñarles a los animales a comer y a usar los bebederos. Tras ser separados de sus madres –con menos de dos meses de edad y un peso de entre 60 y 70 kilos- se los empieza a alimentar con maíz, sorgo, cebada, trigo y alfalfa. 

Una vez que ganan peso, los terneros son trasladados a otro potrero, donde reciben alimento con menos fibra y pasan a comer más pasto natural. Sin embargo, unos seis o siete terneros –que llegaron al hotel en estado de desnutrición- murieron al no acostumbrarse a estos alimentos. Por otro lado, desde la Liga del Trabajo informaron que el destete precoz es un método que sirve para cuidar el físico de la vaca y cumplir con el ciclo de preñez. 

Como el hotel necesita cerca de 3.000 kilos de alimento por semana, barrancas y veterinarias de todo el país donan algunas raciones y estudiantes agrarios se encargan de llenar los comederos y cuidar a los animales. 

Un día de trabajo en el hotel para vacas de la Liga del Trabajo de Guichón llega a su fin. Está previsto que la instalación funcione hasta finales de mayo; las condiciones meteorológicas determinarán si tendrá que volver a funcionar en un futuro próximo. (Imagen: Pablo Bielli / Diálogo Chino)

Fuente: news.agrofy.com.ar