¿Por qué este año es clave desparasitar en noviembre?

Con el otoño seco y las lluvias de septiembre la infectividad de las pasturas se desplazó hasta octubre, aumentando el riesgo de perder 15-30 kg/cab y de que aparezca una enfermedad clínica grave en el próximo verano. “Si hacemos el tratamiento durante la segunda quincena de noviembre, atacamos la lombriz mientras está dormida, una vez que despertó y reanudó su desarrollo, es incontrolable”, advierte el M.V César Fiel.

Leer más