¿Cuáles son los períodos críticos del ternero y cuándo desparasitar?

EN VIVO:De Frente al Campo

El sistema inmune de los terneros se empieza a formar a partir de los cinco meses de gestación, razón por la que cuando nacen no tienen muchas defensas sino hasta aproximadamente los seis meses de vida.

Nelson Moreno, médico veterinario zootecnista y actual coordinador técnico ganadería en MSD Colombia, indica en una charla de Fedegán que “solo hasta los cinco o seis meses de nacido, es cuando el ternero ya logra defenderse”. Esta es la razón por la cual se planea una vacunación en este periodo de tiempo, pues ya está listo para tener un alto porcentaje de reacción.

Esto quiere decir que durante este tiempo, se empieza a formar el sistema del animal, para que luego sea el mismo quien se defienda solo. Sin embargo, al momento del nacimiento del ternero, este no cuenta con defensas, razón por la que puede verse afectado con las distintas enfermedades.

Si no tiene defensas lo va a atacar una diarrea neonatal y después una enfermedad respiratoria. Luego de esta viene la coccidia y luego los parásitos gastrointestinales”, menciona Moreno.

Esta es la razón por la cual se debe tratar de suministrar defensas a los terneros. Esta se encuentra ubicada en el calostro, por eso es tan importante que este sea evaluado, seleccionado y refrigerado.

Todo esto, con la intención garantizar que “el ternero sí consumió un buen calostro porque al nacer este animal nace como un CD o memoria en blanco, o sea que no tiene protección. Entonces hay que pensar qué tenemos que hacerle”, pregunta el profesional.

En respuesta a esto, llega la madre de la cría, quien de forma muy sabía le suministra el calostro para pasarle todas las defensa. “Ternero que no mama calostro y ternero que no se le dan los litros adecuadamente, es un ternero que no va a estar protegido”.

Este calostro cuida al animal durante aproximadamente 45 a 90 días, es decir de mes y medio a tres meses si la calidad del material es bueno. Esto quiere decir que si esto pasa, este se convertiría en un punto para arrancar el programa de desparasitación.

“Si se desparasita a la mamá en el momento del parto, también se disminuye el reto que se le pone al ternero”, expone Moreno haciendo referencia a que si se realiza esta desparasitación, es muy mínima la carga que contaminará al ternero.

Hay que tener en cuenta, que de acuerdo con el ciclo de los parásitos, estos duran más o menos un mes en el organismo del animal para empezar a generar efectos negativos. Es por esta razón que los expertos recomiendan comenzar a hacer una correcta desparasitación a los dos meses de vida del animal.

“Si se están presentando malos calostros, si no se están dando un buen calostro y hay problemas de parásitos antes de los dos meses, pues hago un coprológico y arranco antes. Pero lo ideal sería mejorar el calostro para no tener que empezar mucho antes”, señala Moreno.

Finalmente es importante que los productores tengan presente que estas acciones deben realizarse de forma periódica cada dos meses. “La recomendación que hacemos es que durante un año de vida no se pueden hacer más de cinco desparasitaciones porque aceleramos el proceso de la resistencia a los productos que se utilizan”, concluye Moreno

Fuente: contextoganadero.com