La autoridad regulatoria de Estados Unidos volvió a evaluar el glifosato y dio OK

Fumigación de campo

¡Epa! “La EPA no ha encontrado riesgos para la salud pública por los usos de glifosato registrados actualmente”, dijo el administrador de ese organismo, Andrew Wheeler.

¿Epa? La EPA no es otra cosa que la Agencia de Protección Ambiental de los Estados Unidos. Se ocupa de verificar que las diferentes sustancias que se utilizan en la vida moderna no afectan ni la salud ni el medio ambiente en ese país.

Podés descargar el documento de la EPA desde aquí.

A raíz de la polémica en la que se vio envuelto el herbicida glifosato, y que en Estados Unidos incluye un capítulo judicial multimillonario, la EPA decidió hace algún tiempo volver a revisar la aprobación de ese agroquímico, muy utilizado a nivel global sobre todo a partir de la aprobación de la primera soja transgénica, resistente justamente a ese principio activo, a mitad de los ’90.

Bayer, empresa que compró en 2017 a Monsanto, la creadora de aquel paquete tecnológico (la patente sobre el glifosato la perdió en 1999), saludó la decisión de la agencia estadoundiense. “Aunque todavía estamos revisando la decisión provisional completa, es significativo que la EPA de los EE.UU. y otros reguladores expertos que han evaluado el extenso cuerpo científico sobre los herbicidas a base de glifosato durante más de 40 años, reafirmen que estos productos son seguros cuando se utilizan responsablemente”, indicó la compañía líder en materia de insumos agrícolas.

“Bayer cree firmemente que la ciencia respalda la seguridad de los herbicidas a base de glifosato, que son algunos de los productos más estudiados de su tipo, y se complace de que los reguladores encargados de realizar esta evaluación este sigue llegando a conclusiones favorables”, añadió la empresa, que últimamente viene perdiendo valor en el mercado bursátil justamente por la controversia en que se ve envuelto el glifosato.

En su comunicado, Bayer destacó el pronunciamiento a favor de la inocuidad del glifosato (siempre, claro, que sea bien utilizado) de parte de Alezandra Dunn, que es la asistente administradora de la Oficina de Seguridad Química y Prevención de la Contaminación de la EPA. La mujer enfatizó: “No existe ningún riesgo para la salud pública por la aplicación de glifosato”.

“Nuestros datos científicos disponibles no respaldan una relación de causa y efecto entre la exposición al glifosato y la enfermedad de Parkinson o el linfoma no Hodgkin”, añadió la funcionaria.

También señaló Dunn que la Agencia Internacional para la Investigación del Cáncer (IARC, por sus siglas en inglés) fue “la única agencia a nivel mundial que ha conectado el glifosato con el cáncer”. En realidad, ese organismo internacional incluyó hace algunos años a esa sustancia en un listado de productos “potencialmente cancerígenos” y eso desató una ofensiva global de muchas organizaciones ambientalistas contra el glifosato.

Según un comunicado de Bayer, esta validación interina de la EPA es “más sólida” y “más transparente” que la revisión de la IARC. Las bibliotecas, obviamente, se dividen.

La corporación alemana recordó que el glifosato ha sido aprobado en más de 160 países. Desde aquel pronunciamiento de IARC en 2015, se han manifestado siempre validando al glifosato la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA), la Agencia Europea de Productos Químicos (ECHA), el BfR alemán y Autoridades reguladoras de Australia, Canadá, Corea, Nueva Zelanda y Japón, así como la Reunión Conjunta FAO/OMS sobre Residuos de Plaguicidas (JMPR).

En enero de 2019, subrayó Bayer, Health Canada concluyó que “después de una revisión científica exhaustiva” las preocupaciones sobre la seguridad del glifosato “no pudieron respaldarse científicamente al considerar todo el conjunto de datos relevantes”.

Luego del anuncio de la EPA, el secretario de Agricultura de Estados Unidos, Sonny Perdue, manifestó: “Si vamos a alimentar a 10 mil millones de personas en 2050, necesitaremos todas las herramientas a nuestra disposición, que incluyen el uso del glifosato”. Y agregó: “el USDA aplaude la decisión de registro propuesta por la EPA, ya que se basa en la ciencia y es consistente con los hallazgos de otras autoridades reguladoras en que el glifosato no representa un riesgo carcinogénico para los humanos”.

Fuente: bichosdecampo

Se el primero en comentar

Deja una respuesta