Repuntó la producción de carne bovina

Según Ciccra, durante julio se faenaron 1,2 M de cabezas, una cifra que no se alcanzaba desde el año pasado. Las exportaciones en junio se ubicaron un 97% por encima del mismo mes del año pasado.

CONSUMO INTERNO. Durante junio se ubicó en 52,8 kg/hab/año y el acumulado entre enero y julio fue de 50,5 kg/hab/año.

La Cámara de la Industria y Comercio de Carnes y Derivados de la República Argentina (Ciccra) difundió su informe correspondiente a julio, donde establece que “la actividad de la industria frigorífica vacuna tuvo un importante repunte. En el séptimo mes del año la faena de hacienda vacuna fue superior a 1,2 millones de cabezas, algo que no ocurría desde octubre del año pasado”. En julio se faenaron 1,267 millones de cabezas de hacienda vacuna, es decir 12,2% más que en julio de 2018.

En el acumulado entre enero y julio de 2019, la producción de carne vacuna fue de 1,73 millones tn r/c/h de carne vacuna, resultando un 2,0% por debajo del mismo período del año pasado. Desde Ciccra explican que “la menor producción de carne vacuna se debió tanto a la retracción del número de animales faenados como a la baja del peso promedio de la res faenada (-0,5% y -1,4% anual, respectivamente)”.

Según la cámara que agrupa a los frigoríficos, las exportaciones de carne vacuna habrían totalizado 408,1 mil tn r/c/h, lo que arrojaría una suba de 45,1% anual (+127 mil tn r/c/h). Por el otro lado, los envíos al mercado interno habrían sumado 1,324 millones de tn r/c/h, quedando 10,9% por debajo de los verificados en los enero-julio del año pasado.

En cuanto al consumo interno de carne vacuna, se habría ubicado en 52,8 kg/año durante julio y en 50,5 kg/hab/año en el acumulado de enero a julio (-11,8% anual). En junio, se certificaron exportaciones por 43.815 toneladas peso producto (tn pp), lo que implicó un crecimiento de casi 97% interanual.

Los ingresos por exportaciones de carne vacuna ascendieron a 244,7 millones de dólares en junio de 2019. En la comparación interanual crecieron 55,0% (+86,8 millones de dólares). “Si bien se trata de datos provisorios, los ingresos crecieron a mayor ritmo que el volumen exportado, producto de una mejora de 2,8% anual del precio promedio, que llegó a ubicarse en 3.729 dólares por tn r/c/h”, sostienen desde Ciccra.

Al tomar el acumulado del primer semestre de este año, se exportaron 225,7 mil tn pp de carne vacuna, lo que significó un crecimiento de 61,4% interanual. Al medirlas en tn r/c/h, totalizaron 341,0 mil toneladas, superando en 47,7% a las registradas en la primera mitad de 2018. “Lo que resultó diferente fue el nivel de concentración de los embarques. Mientras que en enero-junio de 2005, el primer destino concentró 32% del volumen total (Rusia), en enero-junio de 2019, el principal mercado adquirió 72,4% del total (China)”.

La facturación del primer semestre por exportaciones de carne bovina totalizaron 1.192,9 millones de dólares, es decir 36,5% más que en enerojunio de 2018 (+319,0 millones de dólares). El precio promedio por tn r/c/h casi alcanzó los 3.500 dólares y quedó 7,6% por abajo del promedio correspondiente al mismo período del
año pasado.

En lo que se refiere a los destinos de las exportaciones durante junio, China se ubicó por lejos en el primer lugar, recibiendo 33,7 mil tn pp de carne vacuna congelada, es decir poco más del doble de las enviadas en junio de 2018 (+104,4%). El segundo destino fue Chile, con exportaciones por 14.246 tn pp de carne vacuna a un precio promedio de 5.437 dólares por tn pp. Los ingresos por estas ventas fueron de 77,5 millones de dólares (-10,2% anual). En el tercer lugar del ranking de destinos se ubicó Israel, al que se enviaron 11.908 tn  pp, por las que ingresaron 80,8 millones de dólares (+8,7%). El precio
promedio se ubicó en 6.787 dólares por tn pp.

CONSUMO INTERNO. En la jornada realizada por el Instituto de Promoción de la Carne Vacuna Argentina (IPCVA) en General Alvear, provincia de Mendoza PERFIL conversó con Jorge Torelli, Gerente General del frigorífico Mattievich y vicepresidente del IPCVA. Torelli afirmó que “hoy estamos con un menor consumo interno, esto es una cuestión a resolver porque es nuestro principal cliente. Eso no es porque la carne se está exportando, sino debido a que el poder adquisitivo del consumidor ha disminuido por la pérdida de valor del salario. Si sobrepasamos estas tormentas económicas que estamos viviendo, el consumidor tendrá más dinero en el bolsillo y ya sabemos qué pasa: no se compra un televisor de 80 pulgadas, sino que compra carne bovina”.

En cuanto al papel de los frigoríficos, Torelli consideró que “más del 60% de la faena nacional está en manos de frigoríficos de consumo interno y generan mucho empleo”. En lo que se refiere al mercado externo, el vicepresidente del IPCVA sostuvo que “los frigoríficos exportadores están trabajando casi a full, pensando en abrir nuevas plantas. Además están haciendo inversiones. Hay una deficiencia en la capacidad de congelación y depósito de frío, porque China concentra más del 70% de los envíos argentinos y, por una cuestión geográfica casi todo congelado va congelado con mucho tiempo de viaje”.

Sobre la posibilidad de que frigoríficos de consumo interno puedan hacer inversiones para exportar, Torelli dijo que “hay muchos establecimientos que están pensando en ingresar en exportación a los mercados menos exigentes en cuestiones sanitarias, que hoy están desabastecidos. Estamos en una tormenta económica importante y, con estas tasas de interés, pensar en una inversión sin recursos genuinos es complicar la situación”.

Fuente: supercampo.perfil

Se el primero en comentar

Deja una respuesta