EN VIVO:De Frente al Campo

INVERNADA Y CRÍA. A pesar de convivir en un contexto desalentador para las inversiones, los precios de los terneros/as, así como también de
los reproductores se mantuvieron firme en junio. La ganadería como refugio de valor y confianza del productor aportó un sostén importante
para las cotizaciones. Mientras se espera por señales más claras desde el mercado, la producción no se detiene, y los esfuerzos se focalizan en
optimizar al máximo las variables productivas para eficientizar los planteos y defender con mayor solidez los números de la empresa.

MERCADO DE LINIERS. El Mercado atravesó un mes agitado, donde las nuevas reglas de juego jugaron en contra de las cotizaciones. Las
inconsistencias expresadas en las normativas oficiales generaron dificultades en la operatoria exportadora. Se detuvo el ritmo de faena
en varias plantas frigoríficas, y esto tuvo su repercusión sobre los valores del segmento de hacienda pesada. Para los livianos, la dinámica
de venta se hizo muy trabajosa hacia fin de mes. Con compradores selectivos, sólo la calidad pudo defender los valores.

INDICADORES SECTORIALES. Pese a la suspensión impuesta por el Gobierno Nacional, las exportaciones de carne vacuna dieron un salto y
totalizaron 78.080 t/rch en el mes de mayo, un 12% más que abril pero un 11% menos que el mismo mes del 2020. La medida del gobierno no
tuvo el impacto esperado ya que había muchos compromisos asumidos. En los últimos doce meses, Argentina acumuló 928 mil toneladas
exportadas. Se espera que las cifras de junio reflejen de manera significativa el impacto de la medida mencionada anteriormente.

CUPOS A LA EXPORTACIÓN. A partir de las nuevas restricciones para la exportación de la carne vacuna, el país resignará el ingreso de 556
millones de dólares en divisas y su correspondiente cobro en concepto de derechos de exportación. Mientras tanto, las empresas aguardan reglas
de juego más claras para tomar decisiones. Sin embargo, nada parece indicar que las señales hasta ahora recibidas acompañen el sentido de un
plan ganadero para el crecimiento de la producción.